El Café en China-Un producto reservado para la elite

China es un país que consume principalmente té. Sin embargo, en los últimos años el consumo del café en ese país se ha disparado.

Así, cada vez es más común ver que en las grandes ciudades de ese país asiático, abran más y más tiendas de café; especialmente de marcas como Starbucks, pues el café se percibe como un símbolo de estatus en la cultura china.

Entonces, sigue leyendo y te contamos qué pasa con el café en China.

Los orígenes del café en China

Varios registros históricos sugieren que el café llegó a China de la mano de misioneros franceses hacia finales del siglo XIX.

Entonces, los misioneros franceses trajeron las primeras semillas de cafeto (la planta del café) y las plantaron en la región de Yunnan, una provincia situada al suroeste de China cuyo clima es apropiado para el cultivo del café.

Sin embargo, por más de 100 años el café fue prácticamente ignorado en el gigante asiático, principalmente porque el té es mucho más popular entre la población.

No fue sino hasta finales de la década de 1980 que el gobierno chino creó un plan para la masificación del cultivo de café, eso sí con ayuda de la ONU, el Banco Mundial e incluso la Multinacional Nestlé.

Posteriormente, durante la década de los 90 llegaron las primeras cadenas internacionales de café al país asiático, y desde ese momento no han dejado de expandirse sobre todo en las grandes ciudades.

Así es como hoy en día existen más de 2000 tiendas de la marca Starbucks en varias zonas de China y se espera que en los próximos años la marca tenga 3000 tiendas en suelo chino.

Los millennials son el impulso del café en China

Los millennials(es decir la generación nacida entre 1981 y 1996) representan actualmente un 25% de la población total de China.

Lo importante con esta generación es que muchos de esos individuos son de clase media, lo que quiere decir que tienen los medios económicos para satisfacer necesidades que pueden ser consideradas como un lujo en ese país.

Entonces, este grupo de personas en China se caracteriza por el incesante deseo de productos de origen estadounidense o europeo, ya que son considerados como un símbolo de estatus social.

Y si bien, el café no es un producto originario de los Estados Unidos o Europa, lo cierto es que el público chino percibe a esta bebida cómo un símbolo de occidente.  

¿El café es un lujo en China?

Puede que en América o incluso en Europa el café no sea visto como un producto de lujo y símbolo de las elites.

Sin embargo, en China es casi un lujo tomarse una taza de café.

Y esto sucede porque las marcas que han entrado con fuerza en el mercado chino son gigantes de la industria como Starbucks (que no es barato en ninguna parte) o la cadena canadiense Tim Hortons.

Entonces, el público chino que consume café está acostumbrado a pagar hasta 6 dólares por un café de Starbucks.

Tal cantidad de dinero, es el equivalente a una cena completa en un restaurante local, por lo que solo las personas con altos ingresos o quienes quieren aparentar riqueza pueden comprar ese café regularmente.

Asimismo, los consumidores chinos asocian un mayor precio con mejor calidad, lo que ayuda a que los costos del café permanezcan elevados.   

Producción de café en China

La producción de café en China se ha expandido considerablemente desde principios de los años 1990.

De hecho, el país asiático ha pasado del lugar número 30 en el ranking de productores mundiales de café, al puesto 20, en un lapso de aproximadamente 20 años.

Adicionalmente, la región de Yunnan es la responsable por el 90% del total de la producción nacional de café en ese país.

Asimismo, en esa región solo se cultiva café de la variante arábica; aunque, en la isla de Hainan y la provincia de Fujian hay algunos pequeños cultivos de café robusto.

El terreno de Yunnan es perfecto para el cultivo de café arábica

A pesar de que la región de Yunnan es reconocida como una provincia productora de té, su geografía montañosa con altitudes de hasta 2000 msnm y su clima templado son ideales para el cultivo de café arábica de muy buena calidad.

Esto se debe en buena parte, a la ubicación privilegiada de Yunnan, ya que se encuentra justo en la mitad de la zona conocida como “el cinturón del café”.

Así, Yunnan limita con Vietnam, Myanmar y Laos, países reconocidos por su café, especialmente Vietnam que es el segundo productor mundial de este cultivo.  

Consumo de café en China

Hasta hace unos 10 años aproximadamente, el consumo de café en China se dio principalmente por el café instantáneo.

Sin embargo, como ya mencionamos el consumo de café se ha visto impulsado por los 400 millones de millennials.

Este grupo demográfico (los millennials) se ve muy influenciado por los patrones de consumo de Europa, Estados Unidos y Canadá.

Por lo tanto, el interés por consumir café de mejor calidad que el instantáneo está en alza, en especial en los consumidores de mayor poder adquisitivo.

¿Más tiendas de café significa más consumo?

Shanghái y Beijing son las 2 principales ciudades de China, ambas son ciudades cosmopolitas, modernas y, sobre todo, están llenas de tiendas de café.

Entonces, sería lógico pensar que en esas ciudades hay un gran consumo de café, ¿Verdad?

Pues la verdad es que no, ya que de acuerdo con la firma consultora Euromonitor Internacional, el consumo per cápita de café en China es de 3 tazas al año, aunque se aclara que en los principales centros urbanos el consumo es mayor.

Para que te hagas una idea, piensa que el consumo per cápita de café en los Estados Unidos es de 363 tazas al año, según Euromonitor.

Es decir, la mayoría de los chinos consumen muy poco café, en especial por el alto precio de esta bebida y la muy arraigada costumbre de beber té.

Aunque, hay que decir que los ingresos de muchos ciudadanos chinos se han incrementado, por lo que tienen más dinero disponible para gastar en productos occidentales como, el café.

Es así que Euromonitor señala que si bien, el consumo de café en China no es el más alto, sí ha crecido a razón de un 16% anual en la última década, lo cual representa un crecimiento importante.

Por lo tanto, una cosa sí es cierta y es que se espera que entren más marcas al mercado chino, pues este país supone grandes oportunidades para el sector cafetero.

Y esa entrada de más actores a la competencia por la predilección del público chino, en especial el millenial, hará que eventualmente los precios del café disminuyan pues habrá más oferta. 

No obstante, Starbucks ya tiene ventaja sobre sus competidores, pues desde el 2017 la marca estadounidense se ha asociado con varios caficultores en la zona de Yunnan con el fin de comercializar un café de origen chino.

Esta gran inversión en la industria cafetera hace pensar que este será uno de los sectores económicos con mayor crecimiento en el país asiático en los próximos años.

Y al mismo tiempo, puede ser un gran impulso para fomentar el consumo interno de café, pues al igual que sucede en otros países productores de este cultivo, la mayor parte de la producción se destina a la exportación.

Procesamiento del Café en China

Los agricultores de café chinos se enfocan actualmente en la producción de café de especialidad; por eso ya existen varios métodos de procesamiento para obtener un café de buena calidad.

Entonces, existen diferentes formas de preparar los granos de café de modo que estén listos para el proceso de tueste.  

Proceso de lavado

En este proceso unas máquinas industriales lavan el fruto de café hasta dejar únicamente el grano expuesto, es decir se remueve la pulpa.

Igualmente, es común que el café se fermente con o sin agua para eliminar el mucílago, es decir la parte del fruto que no contiene ni azúcar ni cafeína.

Proceso de secado al natural

Posteriormente los granos de café se someten a un proceso de secado. En este punto el café se deja secar al natural, es decir al aire libre.

Así, este proceso puede tardar hasta varias semanas dependiendo de las condiciones climáticas y el grosor de los granos. 

Procesamiento con miel

Contrario a lo que se puede pensar, en este proceso no se utiliza miel.

Lo que pasa es que después de haber removido la pulpa del fruto, no se remueve el mucílago, sino que se deja.

Esto se hace para que al contacto con el aire el mucílago se vuelva viscoso y tenga una textura parecida a la miel.

Así, el café adquiere un sabor más suave, y lo conserva, incluso después de que ha sido tostado.

¿Cuál es el perfil de sabor del café producido en China?

Recordemos que el 90% de la producción de café en China proviene de la región de Yunnan.

Sin embargo, el café producido allí puede variar significativamente de sabor según la altitud a la que haya sido sembrado, así como el tipo de procesamiento que haya recibido antes del tueste.

No obstante, quienes han probado el café de especialidad chino afirman que, en general, es una bebida con sabores equilibrados, notas frutales y una buena proporción de dulzura.

Además, los expertos aseguran que el café que ha pasado por el proceso de lavado antes del tueste, presenta un sabor muy similar al producido en América Latina.     

Compartir