Tamper: el pequeño accesorio que puede cambiar tu espresso

preparar café máquina de café espresso

Si alguna vez has estado      en una cafetería o tienes una máquina para espresso en casa es probable que hayas visto un tamper o tengas una idea de lo que es. Se trata de un dispositivo con una superficie plana en el centro.

Un tamper profesional para espresso suele ser de acero inoxidable o aluminio y tiene una superficie de apisonado de entre 35 y 55 mm de ancho y 80 y 100 mm de largo. Además, no debería pesar más de 1 kg (2 libras).

El barista lo utiliza para apisonar el café molido en el portafiltro antes de preparar el espresso u otras bebidas.

En este blog, explicaremos      cómo usarlo correctamente y en qué radica su importancia.

¿Cómo el tamper puede cambiar la calidad del espresso?

Un tamper de café es una de esas cosas que realmente marcan la diferencia a la hora de preparar un excelente café en tu máquina de café expreso. Los mejores granos de café espresso, con el tamaño de la molienda que funciona con tu máquina de café espresso, no le dan la extracción que necesita sin un buen tamper.

¿Por qué se necesita un tamper para el espresso?

Como todas las bebidas preparadas con café, el espresso requiere ciertos parámetros que deben cumplirse estrictamente. Por ejemplo, hay que utilizar la cantidad adecuada de café, apisonarlo correctamente y extraerlo durante 25-30 segundos.

Un tamper es la herramienta que se utiliza durante el proceso de preparación del espresso para empaquetar, apisonar o comprimir los granos de café en el portafiltro de la máquina de espresso.

Los tampers de calidad suelen ser de metal ligero y se adaptan al tamaño del portafiltro y de la cesta. Vienen con formas convexas o planas y producen espressos con diferentes calidades.

Si no apisona el espresso, el café puede compactarse de forma desigual, lo que dificultará la extracción del espresso. El café sin apisonar hace que el agua pase por espacios entre el café molido. Como resultado, hay una extracción de aceites ineficiente y bebidas con poco sabor.

¿Cómo utilizar el tamper?

Apisonar el café parece fácil, pero en realidad puede requerir algo de práctica. El proceso en sí es sencillo, pero hay mucha delicadeza para conseguir un apisonado uniforme y compacto.

Cargar el portafiltro

Ya tienes tus granos de café espresso y tu máquina de café espresso. Coloca el portafiltro en la cafetera y hazlo pasar por agua caliente para asegurarte de que está limpio. Después, utiliza una cuchara o un molinillo de café dosificador para obtener la cantidad ideal de espresso. Esto depende del tamaño de la cesta de tu portafiltro, pero debes asegurarte de no llenar la cesta de más o de menos para conseguir el espresso correcto.

Consigue un apisonamiento uniforme

Si sostienes el apisonador de café en un ángulo, en realidad tendrás un disco de café desigual. Un lado será más fino que el otro, lo que significa que no se extraerá de manera uniforme. Es decir, algunos de tus granos serán sobre-extraídos, mientras que otros serán sub-extraídos. Esto hará que tus espressos sean amargos, por lo que es importante tomarte tu tiempo y comprimir uniformemente tus moliendas.

No utilices demasiada fuerza

El apisonamiento ideal es el que utiliza entre 40 y 50 libras de fuerza. Puedes testear esto en una balanza. Pero si aprietas todo lo que puedas, harás que tu café esté demasiado apretado. Esto hace que tu espresso se extraiga lentamente, haciendo que tenga un sabor amargo. Del mismo modo, no es conveniente utilizar poca fuerza, ya que sólo obtendrá un espresso aguado.

Limpia tu tamper

Es importante mantener correctamente el tamper de café. Tiene que estar limpio, así que no te límites a golpearlo para quitarle los residuos de café. Asegúrate de pasar el tamper por agua, utilizando los dedos para eliminar el residuo de café y luego límpialo con un trapo o una toalla de papel.

Tipos de tampers de café espresso

Tamper plano

Es el tamper convencional. Tiene la base y el mango que puede estar acabado con diferentes colores y materiales.

Tamper de doble cabeza

Este tamper, en lugar de tener un mango y una sola base, tiene una base en cada lado y un mango en el centro. Las bases también pueden ser a veces de diferentes tamaños.

Tampers convexos

Estos tampers tienen la parte inferior de la base ligeramente redondeada y llega a un punto extremadamente romo en el centro. Al realizar la presión, deja un ligero borde alrededor de la cesta del portafiltro.

Tamper calibrado

Están diseñados para aplicar la presión ideal exacta (30 libras) a los granos de café.

El tamper ideal

Ahora que ya sabes cómo utilizar un pisón, tendrás que asegurarte de elegir el adecuado. El material, la forma y el peso de un tamper de café influyen      en el resultado final, así que asegúrate de elegir uno con el que te sientas cómodo.

Los tampers para espresso vienen en todos los pesos, colores, tamaños y formas. Al elegir uno, asegúrate de comprobar tantos estilos como sea posible. Asegúrate de que se adaptan a la palma de la mano y siente su peso. Comprueba cómo se sienten aplicando presión contra ellos sobre una mesa o mostrador.

No olvides comprobar la circunferencia del portafiltro. Por lo general, los tampers vienen en diferentes tamaños, desde 56 a 59 mm. Asegúrate de que el tamaño que elijas se ajuste a la cesta del portafiltro sin que se pegue.

Plástico, madera o metal

Los tampers pueden ser de plástico, madera o metal. El plástico es el material más barato, y a menudo tiene una superficie irregular para presionar. La madera y el metal son el camino para seguir, sin embargo, el metal es más duradero y se puede lavar sin tener que preocuparse de que se deforme.

Tamaño y peso

Tendrás que prestar atención al tamaño de tu portafiltro para conseguir un tamper de café que sea ligeramente más pequeño. Los portafiltros están bastante estandarizados, pero compruébalo para estar seguro.

Dependiendo del material, el tamper puede pesar más o menos. Un tamper más pesado te permitirá conseguir un apisonado más uniforme, ya que será más fácil de centrar.

Agarre

Puedes notar que muchos apisonadores de café son de dos caras para trabajar con más portafiltros. Sin embargo, esto puede ser incómodo de sostener. Si quieres algo más cómodo en tu mano, presta atención al mango de tu apisonador de café. Dado que vas a empujar con hasta 50 libras de fuerza, tener un mango cómodo puede ser importante para evitar el dolor de la palma de la mano.

Conclusión

Un tamper para espresso tiene un propósito especial en la elaboración de espresso. Además del tiempo y la molienda, el apisonado adecuado es esencial para producir espresso de alta calidad y sabor.

Si intentas preparar una taza de espresso sin utilizar un pisón, fracasarás porque si el disco no está comprimido, el agua pasará rápidamente a través del café sin ninguna resistencia.

Los granos de café deben ser apisonados lo suficiente como para ofrecer resistencia al agua a su paso por la cafetera espresso.

Un tamper no es difícil de usar, sin embargo, requiere un poco de delicadeza. Con el tiempo y la práctica, pronto estarás creando espressos como tu barista favorito.

Compartir