Comparación y contraste: El café de vertido vs batch brew

Encontrar el método de elaboración de café adecuado para ti puede ser complicado. Para ayudarte a decidir qué es lo mejor para tus necesidades de preparación de café, hemos desglosado las principales diferencias entre la preparación por vertido o ‘pour over‘ y por lotes o ‘batch brew‘, además de los pros y los contras de cada método.

¿Qué es el café vertido?

El café vertido o pour over existe desde hace bastante tiempo, pero recientemente ha gozado de una renovada popularidad gracias a la tercera ola del café.

Este método de preparación consiste en verter agua caliente sobre los granos de café molidos en un filtro. El agua caliente pasa a través del café y llega a un recipiente o taza. A diferencia de la prensa francesa, que utiliza la inmersión para extraer el sabor del café, el pour over es lo que se denomina un método de elaboración por percolación.

Este método también se denomina a veces colado a mano o manual por la forma en que se prepara. Puede ser un poco más complicado que otros métodos, pero proporciona una taza de café equilibrada.

Las cafeteras manuales más populares son la Hario V60 y la Chemex. La Hario V60 es una cafetera de forma cónica con paredes anguladas y biseladas que ayudan a conseguir una extracción uniforme. La Chemex, por su parte, es una cafetera clásica de una sola pieza que permite hacer más tazas de café.

Pros y contras del café vertido

Pros

  • La preparación manual permite al barista controlar y ajustar cada uno de los aspectos valiosos del proceso de preparación en el momento.
  • Cuando el tiempo lo permite, el barista puede personalizar la preparación en función de las preferencias del cliente.
  • Los equipos de vertido, como la Chemex o la AeroPress, son mucho más asequibles que las cafeteras de batch brew decentes.

Contras

  • En el caso de las cafeterías, cuando una está abarrotada y hay mucha gente pidiendo vertidos, las infusiones manuales pueden llevar mucho tiempo y aumentar el tiempo de espera de los clientes.
  • Aunque los baristas se esfuerzan más y dedican más tiempo a preparar el café manualmente para sus clientes, es posible que muchos de ellos no noten la diferencia entre una preparación manual y una automática.

¿Qué es el café Batch Brew?

El Batch Brew se realiza con máquinas en lugar de utilizar manualmente los dispositivos de elaboración comunes que se ven en casa. Así, en lugar de V60, Chemex y filtros de papel. Con el Batch Brew vemos máquinas que preparan café minimizando el error humano y produciendo un buen café a un coste relativamente bajo por taza.

El término “batch” se refiere simplemente al hecho de que se pueden hacer varios cafés a la vez “por lotes”, en su traducción al español.

Los equipos de preparación de café por lotes varían enormemente, desde máquinas simplistas de la vieja escuela hasta cafeteras relativamente inteligentes que permiten programar diferentes recetas y preferencias. En consecuencia, los costes varían.

En definitiva, la preparación por lotes es rápida, cómoda y requiere una formación mínima para perfeccionarla. Una vez preparado, el café puede almacenarse fácilmente y servirse en una jarra. Esto suele funcionar bien para las cafeterías de gran volumen que quieren evitar preparar el café taza por taza.

Pros y contras del batch brew

Pros

  • Una vez establecida la receta y ajustado el café, se consigue la misma calidad lote tras lote, de forma rápida y sencilla.
  • Si la cafetería tiene un gran volumen, la preparación por lotes garantiza la consistencia de cada taza de café.
  • Aunque una cafetera por lotes decente costará mucho más que los equipos de colada, a la larga se ahorrará tiempo y, en consecuencia, dinero.

Contras

  • Los baristas tienen menos contacto con los clientes cuando sirven café de batch brew en lugar de café vertido.
  • Al final del día, se desperdiciará más café con las cafeteras de lote si no se vende o consume en su totalidad.
  • Dependiendo de las prácticas y normas de cada cafetería, existe la posibilidad de que el café preparado por lotes no sea fresco. Cuanto más tiempo permanezca en la cafetera, menor será la calidad.

Café batch brew frente a café vertido

Esencialmente, vemos que los términos “pour over” y “batch brew” se utilizan en diferentes contextos para referirse a diferentes bebidas en entornos de cafetería. Sin embargo, se refieren al mismo tipo de café, sólo que se preparan con diferentes métodos de vertido.

Automatización frente a control

La preparación de batch brew está automatizada, por lo que es naturalmente el método más conveniente. En un nivel básico, es esencialmente una versión mecanizada del vertido. La cafetera se encarga de todas las variables de extracción que normalmente tendría que gestionar con el vertido, dejando menos espacio para el error humano.

La ventaja del pour over es que permite un control absoluto de todas las variables a la hora de preparar una taza de café. Tú determinas      la proporción, el tiempo de infusión y la técnica de vertido para cada taza. Además, el pour over te permite hacer ajustes rápidos y eficaces sobre la marcha.

En el caso de las cafeteras por lotes, normalmente se pueden realizar fácilmente ajustes en la proporción de infusión y en la molienda. Sin embargo, los ajustes más complejos pueden requerir un conocimiento más profundo del funcionamiento interno de las máquinas.

Diferencias de sabor

En igualdad de condiciones, el sabor de ambos métodos debería ser similar. Es decir, las modernas cafeteras de batch brew de alta gama deberían      estar a la par con lo que un barista profesional y centrado puede hacer con él pour      over.

Sin embargo, dependiendo de la calidad de la cafetera de lote, se podría obtener un producto final muy diferente con cada uno de los dos métodos.

Por su parte, el método pour over produce perfiles de sabor con un poco más de claridad y equilibrio, ya que las variables de extracción pueden adaptarse a mano. Este método es ideal para los cafés de origen único en los que se desea resaltar una característica específica, por ejemplo.

Diferentes niveles de habilidad

Las cafeteras de batch brew suelen ser más fáciles de usar y más accesibles que la preparación manual. Una vez que se han configurado los ajustes, es fácil enseñar a alguien a repetir el proceso y obtener una calidad similar cada vez.

Por su parte, la preparación de vertidos es más práctica y permite controlar todas las variables de la extracción, pero incluso pequeños cambios en la técnica pueden restar o mejorar el producto final del café.

Limpieza

Las cafeteras de batch brew son más difíciles de limpiar que las de vertidos. Esto se debe a que hay más piezas que necesitan mantenimiento     . Esto requiere un régimen de limpieza más complejo para asegurar que los aceites del café no se acumulen y afecten el perfil final de la taza. Si no se limpian, las cafeteras por lotes tienden a retener sabores rancios.

Las cafeteras manuales son mucho más fáciles de limpiar, ya que tienden a ser más compactas y no tienen partes internas complejas que necesiten atención. Sin embargo, esto no significa que la limpieza de este equipo sea menos importante.

Preparación

La preparación batch brew y de vertido son similares, ya que la infusión por lotes es, en realidad, un vertido a escala. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el tamaño de la molienda es importante para conseguir una taza bien equilibrada.

Un molido demasiado grueso dará lugar a una taza ácida y poco extraída. Por otro lado, un molido demasiado fino dará al café un sabor amargo.

Como regla general, se debe utilizar un tamaño de molido más grueso para la preparación de lotes que para la preparación por vertido, ya que el café se remoja durante más tiempo y tarda más en prepararse.

Para las cafeteras cónicas como la Hario V60, se utiliza un molido medio-fino similar al de la sal de mesa. Para la Chemex, es ligeramente más grueso.

Conclusión

El método de vertido puede ser preferible si tienes más experiencia y tiempo para dedicarte a aprender el arte del método. Si estás dispuesto a invertir tiempo en aprender, puedes preparar un café de alta calidad en casa con un coste mínimo. También es la mejor opción si sólo vas a preparar una o dos tazas.

La preparación por lotes, por su parte, es mucho más cómoda y útil si vas a servir mucho café. Sigue siendo una gran opción para preparar café especial, pero carece del mismo nivel de control.

Ambas opciones tienen el potencial de hacer un café excelente, pero cada una es adecuada para un propósito diferente. Vale la pena familiarizarse con ambos métodos. Nunca se sabe cuándo se necesitarás utilizar alguno de ellos.

Compartir