El Café y la Resaca: una mala combinación

De seguro alguna vez habrás escuchado que el café es una bebida que tiene múltiples beneficios para tu salud pues, te da un empujón de energía, e incluso te aporta vitaminas.

Pero, ¿Puede el café ayudarte con la horrible resaca luego de una noche de fiesta? Con este artículo lo averiguarás.

¿Te ayuda el café con la resaca?

La respuesta corta es que No, ya que, de hecho, tomar café en abundancia puede empeorar los síntomas de una resaca.

Sin embargo, si eres un bebedor habitual de café, tampoco debes suspenderlo totalmente o lo más probable es que agraves el problema.

Para que esto quede más claro primero debemos comprender qué es la resaca y cómo afecta a tu cuerpo.

El alcohol y la resaca

La resaca es la deshidratación causada por un exceso en la ingesta de alcohol.

Esta deshidratación ocurre en primer lugar porque el alcohol hace que el organismo disminuya la producción de vasopresina, también conocida como la hormona antidiurética.

Esta hormona contribuye a la retención de líquidos. 

Entonces, una menor concentración de vasopresina hace que los riñones no controlen adecuadamente la cantidad de agua y sodio (sal) en el cuerpo.

Por su parte, el alcohol es una sustancia diurética, es decir hace que tengamos más ganas de orinar (seguro lo habrás notado después de tomarte unas cuantas cervezas).

Así, tenemos que, por un lado, estamos tomando una sustancia que hace que perdamos líquido (el alcohol); mientras que por otro lado carecemos de la hormona que hace que podamos retenerlo.

Es por eso que después de una noche de tragos comenzamos a sentir síntomas como:

  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Sed intensa.
  • Irritabilidad.
  • Mareos.
  • Nauseas.
  • Malestar general.

Entonces, ¿Ayuda o no el café con la resaca?

Si ya estás deshidratado el café no te va ayudar en nada, pues esta bebida también es un diurético (aunque mucho más suave que el alcohol). 

Además, la cafeína presente en el café hará que los vasos sanguíneos en tu cuerpo se estrechen, lo que incrementa la presión arterial.

Esta subida en la presión puede incrementar el dolor de cabeza que ya tienes debido a la resaca.

Pero, espera un momento

Aquí viene lo interesante, pues, aunque el café puede empeorar tu resaca, si eres una persona que bebe café todos los días es posible que tengas una adicción leve al café.

Por lo tanto, suspender el café matutino podría hacer que el malestar se incremente. Esto debido a que puedes experimentar abstinencia a la cafeína.

En ese caso sí es recomendable que te tomes una taza pequeña de café; no para que los síntomas de la resaca disminuyan, sino para evitar que los de la abstinencia aparezcan y se sumen a la resaca.

Haz esto para evitar la abstinencia al café

En el caso de que seas un consumidor asiduo de café, lo más probable es que necesites más de una taza de café para evitar sentir la abstinencia.

Lo ideal sería que pudieras dormir y así no tendrías que lidiar con la resaca, pero si no es posible, podrías hacer lo siguiente:

  • Bebe agua desde el momento en que te despiertas.
  • Prepara café con más agua de lo usual. Evita preparaciones como el espresso, pues un café tan concentrado puede empeorar rápidamente tu malestar.
  • Espera entre 30 y 60 minutos y si no te sientes muy mal, puedes tomar otra taza de café.
  • Continúa bebiendo agua.

Si de todas formas quieres tomar café…

Si aun con resaca quieres tomar café, debes saber qué tipo es el más adecuado.

Por eso, a continuación, te mostraremos 2 factores cruciales a tener en cuenta para que el café que vayas a beber no te haga sentir peor.

El tueste lo es todo 

El tueste determina la intensidad de los sabores del café; esto es importante, ya que en una situación de resaca lo más seguro es que tu estómago esté bastante resentido.

Por eso lo mejor es que busques un café con tueste medio, pues:

  • Tiene suficiente cuerpo, es decir no tendrá un sabor aguado o débil.
  • Posee una acidez menor, o sea, el sabor primario estará muy equilibrado.

Nota: recuerda que el tueste ligero le dará más acidez a tu café y puede que eso sea demasiado para tu estómago en este momento.    

La región del café

Si tienes resaca, quizás te convenga más beber café mezclado que tomarlo puro o de solo un origen geográfico.

Esto se debe a que a menudo, las mezclas de café tienen un perfil más equilibrado, es decir los sabores y las notas son más suaves que en un café puro.

Así, los cafés de origen asiático, especialmente los producidos en Indonesia se caracterizan por un sabor intenso con notas terrosas y ahumadas.

Por su parte, los cafés latinoamericanos usualmente poseen mayor acidez y su sabor es más dulce y suave.

Por último, los cafés africanos son generalmente muy equilibrados.

Entonces, si quieres beber café cuando tienes resaca, lo que necesitas es una presentación que mezcle cafés de varios orígenes regionales, pues será la más equilibrada.

 Y, ese café equilibrado es exactamente lo que necesitas en una situación de resaca.

¿Ok, pero puede el café ayudarme a ponerme sobrio?

La respuesta es un rotundo NO.  El café puede darte un poco de energía, pero no te rehidratará.

Por lo tanto, seguirás sintiéndote mal a pesar de que tomes café.

Por eso si quieres aliviar tu resaca puedes hacer esto.

Intenta dormir

A menudo cuando nos pasamos con las bebidas también perdemos la noción del tiempo.

Así, nos desvelamos y a parte del estrés adicional al que exponemos a nuestro organismo por la ingesta de alcohol, también lo privamos de sueño.

Entonces, si la resaca no es tan severa, lo mejor que puedes hacer es simplemente dormir, y de esa forma le darás tiempo a tu cuerpo para que elimine todas las sustancias de desecho.

Lo más probable es que cuando despiertes te sientas mejor.

Además, recuerda que si bien, los síntomas de la resaca no se deben a la falta de sueño, si se pueden empeorar por esta.    

No bebas más trago

Puede que hayas escuchado a alguien decir que la resaca se puede curar si se toma más alcohol; no sabemos por qué alguien pensaría eso, pero lo cierto es que hay personas que lo creen.

Sin embargo, la verdad es que tomar alcohol durante la resaca puede hacerte creer que estás mejor, pues al fin y al cabo te estás embriagando de nuevo y por eso no eres consciente del malestar de la resaca.

No obstante, lo más seguro es que al día siguiente tengas una resaca aún peor, ya que no le diste tiempo a tu hígado de metabolizar el alcohol.

Come algo

Entre más liviana sea la comida que consumas mejor será para ti, pues el alcohol es una sustancia muy irritante para todo tu tracto gastrointestinal.

Por eso es recomendable que evites alimentos irritantes como platos picantes, extremadamente ácidos, salados, o dulces, ya que pueden llegar a causarte una gastritis.

Por el contrario, frutas como la pera, el banano y la manzana pueden ayudarte a sobrellevar el malestar. Igualmente recuerda que debes hidratarte, por eso toma bastantes líquidos.

No te automediques

Sabemos que puedes tener un molesto dolor de cabeza; además de que todo tu mundo da vueltas y te sientes muy enfermo, pero ten mucho cuidado con los medicamentos que tomas.

Ten en cuenta que fármacos como la aspirina o los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno, o el diclofenaco, pueden ayudarte con el dolor general que tienes en el cuerpo.

Pero, también son medicamentos que no debes tomar si tienes el estómago irritado, ya que pueden ocasionarte problemas como la gastritis.

En otras palabras; no tomes ningún medicamento sin la supervisión de un médico. 

Mantente hidratado

Esto es lo más importante que debes hacer si quieres aliviar tu resaca.

La ingesta de agua es muy importante, pero a veces es necesario que adiciones bebidas como el suero fisiológico para curar tu malestar.

Recuerda que la deshidratación no se debe únicamente a la falta de agua, sino a la alteración en el balance de electrolitos como sodio, potasio, cloro y calcio entre otros en tu organismo.

En resumen

El café es una bebida increíble, ya que te da energía extra y sabe delicioso; pero no es tu mejor amigo después de una noche de tragos.

Sin embargo, si eres una persona que no puede vivir sin café, ten cuidado de no suspenderlo bruscamente, ya que podrías experimentar abstinencia y tu resaca sería aún peor.

Entonces, si necesitas tomar café, recuerda tener disponible una variedad con tueste medio y, en lo posible mantén el café mezclado cerca.

Por último, intenta descansar, mantente hidratado y no te automediques; así, con algo de suerte, después de unas horas de reposo estarás como nuevo y listo para otra taza de tu café favorito.

Compartir