Top 13 Bebidas de Café para Disfrutar en la Vida

¿Sabías que el café es la segunda bebida más consumida del mundo, solo después del agua? Realmente se desconoce la cantidad de bebidas hechas a partir de café hasta la fecha. Cada día hay nuevas tendencias y tipos de bebidas.

Pero es un hecho que el café hace parte de nuestra rutina del día a día. Gracias a su variedad de presentaciones, formas de prepararlo y hasta de servirlo, la cantidad de personas que lo consume aumenta año tras año. ¡Pero, en fin!

En este blog te mostraremos algunas bebidas y formas de tomar café, que han quedado marcadas en la historia de la humanidad, para que en algún momento las pruebes o al menos lo intentes.

Bebidas Con Café

Cafés Clásicos

Café Espresso o Expreso

Origen: Italia, principio del siglo XX

El café expreso es un tipo de café muy concentrado y con mucho sabor que se prepara rápidamente pasando agua caliente a alta presión a través de café molido finamente.

Es uno de los cafés más populares y conocido por su textura cremosa y su capa superior de espuma, llamada “crema”. Se sirve en pequeñas cantidades y es la base para otras bebidas de café como el cappuccino o el latte. Es ideal, si por lo general te gusta un café fuerte y aromático.

Preparación recomendada:

  • Primero calienta tu máquina de espresso. Muele los granos de café finamente y coloca el café en el portafiltro.
  • Presiona el café uniformemente, coloca el portafiltro en la máquina y extrae el café con agua caliente a alta presión.
  • En unos 25-30 segundos, tendrás un expreso con una crema dorada en la parte superior.

Capuccino

Origen: Italia, años 1990

El café capuchino es una bebida italiana que combina café expreso con leche vaporizada para crear una textura cremosa. Se caracteriza por su equilibrio perfecto entre el café y la leche, y se sirve con una capa de espuma en la parte superior.

Preparación recomendada:

  • Primero haz un café expreso y aparte, calienta leche hasta que esté vaporizada y espumosa.
  • Vierte la leche caliente sobre el expreso, manteniendo una proporción de un tercio de café y dos tercios de leche, que incluye tanto la leche vaporizada como la espuma.
  • Puedes espolvorear un poco de cacao en polvo o canela encima de la espuma.

Americano

Origen: Se dice que surgió durante la Segunda Guerra Mundial cuando los soldados americanos añadían agua al espresso italiano para imitar el café al que estaban acostumbrados a tomar.

El café “Americano” es una bebida que se hace diluyendo un café espresso con agua caliente, resultando en un café de sabor más suave y menos concentrado que el espresso puro.

Es otro de los cafés más populares, como una versión más ligera con más volumen. Realmente es ideal si prefieres un café menos intenso, pero con el mismo sabor característico de un espresso.

Preparación recomendada:

  • Primero prepara un expreso en tu máquina de café. Luego, añade agua caliente hasta alcanzar una proporción de aproximadamente dos partes de agua por cada parte de café.
  • La cantidad de agua puede variar según tu preferencia de intensidad, pero una buena medida es usar dos partes de agua por cada parte de expreso. Así obtendrás un café más suave y con mayor volumen.

Latte

Origen: Aunque el café con leche ha sido una parte de la cultura europea durante muchos años, el estilo moderno del latte se popularizó en Seattle en los años 1980 y 1990

El café “Latte” es una bebida suave y cremosa que se prepara con café expreso y leche al vapor. La palabra “latte” significa leche en italiano, y esta bebida se caracteriza por tener más leche que espuma, lo que le da una textura rica y aterciopelada.

Y si no lo sabías, es muy popular por su sabor delicado y menos intenso que un expreso puro, es bastante ligero y lo puedes tomar en cualquier momento del día.

Preparación recomendada:

  • Comienza haciendo un expreso.
  • Calienta leche hasta que esté vaporizada y tenga una ligera espuma.
  • Vierte la leche caliente sobre el expreso, manteniendo una proporción de aproximadamente un tercio de café y dos tercios de leche.
  • Al final, se añade una capa de más o menos 1 cm de espuma de leche.

Latte Macchiato

Una de las variaciones del Latte es el “latte Macchiato”, su nombre se traduce como “leche manchada” o “leche marcada”, lo que hace referencia a la forma en que se elabora: se vierte un shot de espresso en leche vaporizada creando una especie de “mancha” de café.

Preparación recomendada:

Primero haz un expreso. Luego, en una jarra aparte, calienta y espuma leche hasta que esté cremosa. Sirve el expreso en un vaso alto y con cuidado añade la leche espumada, permitiendo que se formen capas.

Cafés Fríos

Ice Latte

El café “Ice Latte” es una versión fría del tradicional café latte. Se prepara con café expreso y leche, pero en lugar de servirse caliente, se sirve con hielo para refrescar. Es como una bebida popular para los días calurosos y es cremoso. Es perfecto si buscas una alternativa fría al café caliente.

Preparación recomendada:

  • Haz un expreso y déjalo enfriar un poco. Luego, llena un vaso grande con hielo y vierte el expreso sobre el hielo.
  • Añade leche fría al gusto, que puede ser entera o de avena para una textura más cremosa. Si lo deseas, puedes endulzarlo con una cucharada azúcar o sirope al gusto.
  • Revuelve bien y ya tienes un refrescante “Ice Latte” perfecto para los días calurosos.

Cold Brew

Origen: Se cree que en Japón, durante el siglo XVI, bajo el nombre de “Kyoto Coffe”

El café “Cold Brew” es una bebida que se prepara infusionando café molido en agua fría. A diferencia del café tradicional que se hace con agua caliente, el Cold Brew se hace y se sirve frío o a temperatura ambiente, lo que resulta en un café de sabor más suave, menos ácido y amargo. (No confundir con café helado)

Debes saber que es conocido por conservar mejor los sabores y aromas del café. Es perfecto si buscas un café refrescante con todas las propiedades orgánicas del café.

Preparación recomendada:

  • Necesitas café molido de molienda gruesa y agua fría. Mezcla una parte de café por cada cuatro partes de agua en un recipiente grande.
  • Remueve bien y deja reposar la mezcla en la nevera durante 12 a 24 horas. Filtra el café con un colador fino o un filtro de papel para separar los posos.
  • Sirve el concentrado de café en un vaso con hielo y añade agua al gusto. Así obtendrás un café refrescante y de sabor suave.

Iced Coffee

Origen: Estados Unidos, siglo XIX

El iced coffee se prepara vertiendo café caliente sobre hielo, lo que lo hace una bebida fría y más diluida que el cold brew.

Este último se extrae lentamente con agua fría, resultando en un café más concentrado y menos ácido. Así, mientras el iced coffee es rápido de hacer y más ligero, el cold brew ofrece un sabor más intenso y suave.

Preparación recomendada

primero haz café expreso y déjalo enfriar. Luego, en un vaso, agrega hielo hasta la mitad, vierte el café frío y añade leche al gusto. Si prefieres, endulza con azúcar o sirope

Frappé

Origen: Grecia en 1957.

El café “Frappé” es una bebida de café fría que se prepara mezclando café instantáneo con hielo picado y a menudo se sirve con espuma o nata en la parte superior.

Es muy popular, especialmente en verano, por ser refrescante. Aunque tiene su origen en Grecia e inicialmente llevaba azúcar, se ha extendido por todo el mundo con variaciones que llevan esencias como vainilla, cacao, chocolate o caramelo.

 Está muy bien si estás acostumbrado a tomarte el café con dulce.

Preparación recomendada:

  • Mezcla café instantáneo, azúcar y un poco de agua en una licuadora hasta obtener una mezcla espumosa.
  • Añade hielo picado y sigue mezclando hasta que el hielo esté bien triturado y la bebida tenga consistencia uniforme.
  • Sirve en un vaso y, si gustas, decora con crema batida o salsa de chocolate para un toque especial.

Frappuccino

Origen: Massachusetts, Estados Unidos, 1994

El Frappuccino es una bebida refrescante y de gran sabor, también muy conocida, de hecho, se hizo popular gracias a Starbucks.

Es conocido por ser una mezcla helada que puede incluir café, leche, y otros ingredientes como sirope o crema. A menudo se sirve con hielo triturado, lo que le da una textura similar a un granizado.

Preparación recomendada:

  • Comienza con café expreso enfriado. Añade este café a una licuadora junto con leche al gusto y azúcar.
  • Incorpora hielo hasta obtener la consistencia deseada y mezcla hasta que quede suave como si fuera un granizado.
  • Sirve en un vaso grande y, si quieres, decora con crema batida y un toque de salsa de caramelo o chocolate.

Cafés Exóticos o Gourmet

Café Turco

Origen: Turquía y áreas circundantes en el siglo XVI

El “café Turco” es una bebida tradicional que se prepara con café arábigo molido muy finamente, casi como harina. Se hierve en un pequeño recipiente llamado cezve y se sirve en tazas pequeñas.

Eso sí, es conocido por su sabor fuerte, concentrado y por dejar un sedimento en el fondo de la taza. Esto realmente es una experiencia única, si eres amante del café y tienes paladar fino.

Preparación recomendada:

  • Necesitas café arábigo molido muy fino. Coloca el café y el agua (con azúcar opcional) en un cezve, un recipiente especial. Calienta a fuego lento y deja que hierva suavemente.
  • Retira del fuego justo antes de que suba la espuma, espera un momento y vuelve a calentar.
  • Después de la segunda ebullición, retira del fuego y añade una cucharadita de agua fría para ayudar a que los posos se asienten.
  • Sirve en una taza pequeña y disfruta con cuidado, ya que tendrá posos en el fondo. Es como si fuera un café con un ritual único y un sabor distintivo.

Café Irlandes

Origen: Oeste de Irlanda, siglo XX en los años 40

El “café Irlandés” o “Irish Coffee” es una bebida que mezcla café negro, whisky irlandés, azúcar y crema. Es famoso por su sabor alicorado, y se disfruta especialmente en los días fríos.

La combinación del calor del café y el whisky, junto con la suavidad de la crema, lo convierte en una experiencia casi como si fuera un coctel. Es como si mezclara un toque de calidez y dulzura.

Preparación recomendada:

  • Calienta una taza de café fuerte, preferiblemente expreso.
  • Añade 25 ml de whisky irlandés y azúcar al gusto y revuelve bien hasta que el azúcar se disuelva.
  • Con cuidado, vierte crema batida fría sobre el café para que flote en la superficie y no se mezcle. El resultado debe ser una bebida caliente con un toque de whisky y una suave capa de crema.

Café Vietnamita

Origen: Vietnam, Siglo XIX

El “café Vietnamita” es una bebida distintiva que se prepara con granos de café robusta, que ofrecen una amplia gama de notas de sabor (chocolate, cítricos, caramelo y frutos secos). Si hablamos de sabor, es muy intenso y profundo.

Se elabora usando un filtro metálico especial llamado “Phin” y esto hace que conserve las mismas notas de sabor. Es una experiencia muy sofisticada, auténtica, y por cierto, muy apreciada tanto en Vietnam como internacionalmente.

Preparación recomendada:

  • Coloca leche condensada en el fondo de un vaso. Usa un filtro metálico (phin) y añade café molido de tostado oscuro.
  • Vierte un poco de agua caliente dentro del filtro para pre-infusionar el café y espera unos segundos.
  • Vuelve a llenar el filtro con más agua caliente y deja que el café gotee lentamente sobre la leche.
  • Revuelve bien y disfruta ya sea caliente o frío.

¡Hasta la Próxima Taza!

Después de explorar estas once bebidas cautivadoras, es innegable que el café no solo es una bebida, sino una experiencia culinaria en sí misma. Desde los clásicos como el espresso italiano hasta las innovaciones modernas como el frappuccino, cada sorbo nos transporta a un mundo de sabores, aromas y texturas únicas. Aunque esta lista abarca solo una fracción de las innumerables variaciones de café en todo el mundo, espero que te haya inspirado a explorar más allá de tu taza habitual. Que estas deliciosas creaciones te animen a expandir tus horizontes cafeteros y a descubrir nuevas formas de disfrutar de esta preciada bebida.

Compartir