Descubriendo el Guayoyo: El Café Tradicional de Venezuela

granos de café cereza

Cada país tiene una forma particular de referirse al café negro tradicional, conocido como americano; así encontramos que en Colombia al café negro se le llama “tinto”, mientras que en Brasil se le conoce como “cafezinho.”

Pues, en Venezuela a esté café se le llama “guayoyo”, aunque no es exactamente igual al americano.

¿Quieres saber por qué? En este artículo te lo contamos. 

¿Qué es el guayoyo?

La palabra guayoyo denota un café claro que usualmente tiene una mayor cantidad de agua de la que tendría un café americano tradicional.

Por esta razón, solo se le añade un poco de azúcar u otro endulzante; así que, si escuchas esa palabra no esperes un café muy concentrado.

Además, el guayoyo es un café que tiene un suave sabor muy apetecido por las personas de ese país.

De hecho, el guayoyo es un símbolo de la cultura venezolana y la mayoría de venezolanos acostumbran a beberlo todos los días, especialmente en las mañanas y tardes, ya que es un café económico, práctico y fácil de preparar.

La influencia europea en la cultura del café venezolano

Al igual que ocurrió en países como Argentina, Brasil y Chile, entre mediados del siglo XIX y principios del siglo XX en Venezuela se dio una gran ola de inmigración europea.

Así, una de las comunidades que más presencia tuvo en ese país fue la italiana que a su vez introdujo la tradición de beber café expreso (o “espresso” en italiano).

Y, aunque el espresso gozó de mucha popularidad por varios años, nunca logró desplazar al guayoyo como la bebida tradicional.

La tradición venezolana del guayoyo

En los hogares venezolanos no puede faltar el café, por eso, siempre se busca una excusa para preparar esta bebida tradicional.

Y es que, el guayoyo es algo que muchas personas asocian con su infancia. Así, lo más común es que en los hogares venezolanos haya un guayoyo acompañando las reuniones familiares y las visitas de los amigos.

Sin embargo, hay que entender que en Venezuela hay otros nombres para el café, entonces es bueno que los conozcas para evitar confusiones.

Diferentes nombres del café en Venezuela

Café guarapo 

El guarapo es una especie de guayoyo o café claro que se prepara colando café en polvo de modo que quede claro.

Esta preparación también se conoce como café aguado y usualmente no se le agrega azúcar sino papelón que es un endulzante elaborado con el juego de la caña sin refinar.

Café envenenado o carajillo

Este es un café negro al que se le añade una pequeña cantidad de licor venezolano, ya sea Brandi o Ron. Así, esta preparación es común en reuniones, pero no tanto en las tiendas de café. 

Café cerrero

El café cerrero es una preparación en la que el café se sirve muy concentrado y no se le añade ningún endulzante.

Para preparar este café se necesita el doble de la cantidad de café y, además, una vez se le ha agregado el agua se deja reposar antes de servir.

De esa forma, la cafeína está más concentrada al momento de tomar y, es común que la gente lo tome para disminuir la resaca

Café tetero

Esta preparación realmente contiene más leche que café. Así, que la leche puede aportar entre el 80 y el 90 % del contenido de la mezcla, mientras que el café solo constituye del 10 al 20%.

Café negro

Es un café con sabor fuerte, algo similar al café cerrero, con la diferencia de que a este sí se le agrega azúcar u otro endulzante.

Este café es una opción para quienes les gusta una bebida con un sabor más fuerte que el del guayoyo tradicional, pero igual quieren endulzarlo.

Café cortado

Es una variante del café negro en la que se adiciona apenas un pequeño chorro de leche, más para alterar la estética del café que para cambiar su sabor.

Café marrón

Esta preparación se basa en mezclar café y leche de manera que la proporción sea 50-50. A esta mezcla usualmente se adiciona un poco de endulzante.

¿Cómo preparar un clásico guayoyo venezolano?

El guayoyo es un café muy fácil de elaborar y no necesitarás de ninguna máquina para prepararlo.

Guayoyo clásico

¿Qué vas a necesitar?
  • 80 gramos de café molido o 1 o 2 cucharaditas.
  • 1 olla.
  • 1 filtro de tela, (en Venezuela se le conoce como una manga para colar).
  • 1 a 2 tazas de agua, (alrededor de 250 ml).
  • Azúcar al gusto.
Preparación

1. En 1 olla pon a hervir el agua.

2. Adiciona el café molido al interior del filtro de tela.

3. Cuando el agua haya hervido, vacíala sobre el café y deja reposar por unos 5 minutos.

4. Ahora sirve el café caliente y agrégale azúcar.

¿Cómo debes servir el guayoyo?

En Venezuela es usual que se sirva el café en tazas pequeñas y que la gente lo beba lo más caliente que sea posible.

Además, es raro que se sirva el café solo, pues a menudo está acompañado con galletas o cualquier otra comida.

Recuerda que esta no es una preparación para puristas del café, sino que más bien es un símbolo de cordialidad, así que no esperes recetas muy elaboradas.

Preparación de guayoyo con guayoyera

En Venezuela también es común que se utilice una herramienta especial para preparar el café llamada guayoyera.

Este utensilio no es más que una base con una forma similar a la de un reloj de arena, en donde se coloca el filtro de café o manga, de forma que quede encima de la olla en donde se servirá el café.

¿Qué necesitas para preparar este guayoyo?
  • 3 a 4 cucharaditas de café molido.
  • 300 o 400 ml de agua.
  • 1 filtro de tela o manga para café.
  • 1 olla.
Preparación

1. Pon a hervir el agua. Cuando ya esté lista déjala reposar por 4 o 5 minutos.

2. Pon la manga de café encima de la guayoyera y luego vierte un poco de agua de manera que limpies la manga.

Para eso, vierte el agua en un patrón circular para que todo el filtro se empape.

3. Ahora pon el café dentro del filtro y vierte un poco de agua para que haya preinfusión sobre el café; esto último se hace para que el café absorba el agua y libere más aroma.

4. Al cabo de unos 15 o 20 segundos, vuelve a verter agua encima del café hasta que se llene la manga. Recuerda hacer movimientos circulares de forma que puedas remover todo el café.

5. Revuelve el café con una cuchara y listo, ya puedes servir tu guayoyo.

No obstante, cabe aclarar que esta preparación es algo más gourmet y, por lo tanto, se recomienda que no se agregue azúcar ni ningún otro aditivo.

Guayoyo alternativo

Existen múltiples formas de preparar el guayoyo, una de ellas es el guayoyo alternativo. A continuación, te diremos cómo prepararlo.

¿Qué vas a necesitar?
  • 30 gramos de café molido (de preferencia recién molido).
  • 2 cucharaditas de la pimienta Allspice.
  • 5 clavos de olor.
  • 5 astillas de canela.
  • Papelón, panela o azúcar morena.
  • 400 ml de agua.
  • 1 manga de café.
Preparación

1. Pon agua a hervir a fuego medio y añade la pimienta Allspice, las astillas de canela y los clavos de olor.

Deja que todo repose en el agua por algunos minutos y después retira todo con un colador.

2. Una vez que el agua haya hervido déjala reposar por al menos 4 minutos.

3. Pon el café dentro del filtro o manga y vierte unos 60 ml de agua caliente de modo que todo el café y el colador queden impregnados.

4. Ahora vierte el resto del agua sobre el colador de forma lenta y con movimientos circulares.

5. Revuelve el café con cuidado para que así puedas integrar todos los aromas y sabores a la preparación.

6. Sirve el café y añade sobre la taza el papelón o la panela a tu gusto.

Listo, así tienes tu guayoyo alternativo.

Nota: Puede que no sientas el sabor del papelón o la panela. Si es así, puedes añadir azúcar morena.

Recomendaciones especiales para preparar guayoyo y otros tipos de café

Ten cuidado con la temperatura del agua

En general, los conocedores de café recomiendan que el agua con la que se va a preparar un café esté siempre por debajo de los 100 °C.

Y es que, al parecer, el agua muy caliente puede incrementar los sabores más desagradables del café.

Así, por ejemplo, los sabores amargos serán más pronunciados y en otras ocasiones puede haber un exceso de ácido en la bebida.

Revisa el estado de los filtros reutilizables

Además, otro aspecto a tener en cuenta sobre todo cuando se prepara café a mano (sin máquinas) es la integridad del filtro.

De esta forma, es muy importante que mantengas tu filtro de tela especialmente preservado, pues de lo contrario los aromas y sabores que están en la tela pasarán directamente a tu café.

Por eso, si ves que la tela del filtro ya tiene un color muy oscuro o detectas un olor diferente al del café, es mejor que lo deseches y adquieras uno nuevo.

Ya que, aunque es posible limpiarlo o lavarlo, lo más seguro es que el jabón se impregne y no salga aun después del enjuague.

Utiliza solo la cantidad de café que necesitas

Un café balanceado necesita de una buena relación entre la cantidad de café y de agua. Por eso, si sabes con exactitud cuánto café quieres preparar, te será más fácil medir el agua que necesitas.

Además, si por alguna razón el café no queda con el sabor deseado, vas a poder aumentar o reducir las cantidades con mayor facilidad, pues ya tienes unas medidas de referencia.

El molido es importante

Si tu mueles tu café, algo mucho más importante que la marca del moledor, es el grado de molienda que utilices.

La idea es que el café después de molido no quede, tan grueso que tenga una textura arenosa, ni tan fino que se recaliente al momento de la preparación y produzca un sabor amargo similar al café quemado. 

El guayoyo como café de especialidad

El auge de rescatar las tradiciones antiguas por parte de los pequeños productores de café también ha alcanzado al guayoyo.

De esta manera, en Venezuela, desde hace varias décadas se ha impulsado el consumo interno de café, con el guayoyo como su principal abanderado.

Así, muchos cafeteros venezolanos han apostado por generar todo tipo de cursos sobre cómo hacer un auténtico guayoyo.

Compartir