¿Qué debe tener una marca de café para ser exitosa?

En el mundo se consumen más de 173 millones de sacos de café al año. La mayoría de los adultos gasta una media de 2.000 dólares al año sólo en café; estos son indicadores de que la industria del café es un mercado muy saturado. Por eso es más importante que nunca destacar entre la multitud de cafés.

Además de ofrecer un producto de calidad hay que conseguir que el resto del mundo lo sepa. La forma de hacerlo es a través de la marca. Hay muchos productos que no llegan a tener éxito; no porque sean de calidad inferior, sino porque no tienen un proceso de marca para venderlos correctamente.

Investigando adecuadamente y estableciendo un buen plan de negocio, puedes intentar que su producto no se desvanezca en el olvido. En este blog exploraremos la marca del café y cómo crear una marca de café exitosa.

¿Por dónde empezar para crear tu marca de café?

Una marca no se limita a informar sobre el producto. Cuenta una historia. Ofrece una experiencia. Lo primero que hay que hacer antes de lanzar una marca es investigar.

Esto no significa echar un vistazo superficial a un par de páginas en Google. Sino más bien una mirada en profundidad al sector. Busca responder a las preguntas ¿Qué venden los demás? ¿Cómo lo hacen? ¿Dónde venden sus productos? y ¿Quién es el más popular del sector?

Una vez que sepas todo esto, es el momento de decidir dónde puedes encajar en todo esto.

Conceptos básicos de la marca de café

Antes de adentrarnos en la creación de la marca de café, es importante entender los fundamentos del branding. Considera los siguientes puntos para empezar:

  • Tus valores. ¿Haces un café ético y respetuoso con el medio ambiente? Comprende tus valores antes de empezar a crear una marca.
  • Los valores de tus compradores. ¿Sabes quiénes son tus clientes? ¿Qué tipo de café beben?
  • Dónde encaja tu marca en el sector. ¿Tu café es caro, barato o similar a los productos de la competencia, y por qué? ¿Cuál es el mercado objetivo de tu café?
  • Cómo se diferencia tu café de tus competidores. ¿Qué diferencia a tu café del resto?

Empezar por el cliente

Cuando empieces a pensar en la marca de tu café     ,     es importante que tengas en mente a tu cliente objetivo.

Tu cliente objetivo dictará el tipo de marca que elijas para tu café. Por ejemplo, si se dirige a jóvenes profesionales, querrá crear una marca moderna y con estilo. Sin embargo, si se dirige a los más aficionados al café, querrás crear una marca que transmita calidad y sofisticación.

¿Cómo decidir cuál es el cliente objetivo?

Para posicionar mejor tu marca de café en el saturado mercado de la cafeína, crea buyer personas e identifica a tu competencia. Un buyer persona es un personaje ficticio formado por las estadísticas y creencias de tus clientes objetivo.

Por ejemplo, ¿qué tipo de café beben? ¿Cuándo lo beben? ¿Dónde compran el café? ¿Qué edad tienen y qué redes sociales utilizan? Entender estas cosas puede ayudarle a mejorar sus opciones de marca.

Hay algunas preguntas clave que debes plantearte:

  • ¿Qué tipo de café produces?
  • ¿Cuál es el precio de tu café?
  • ¿Dónde se venderá tu café?
  • ¿Quién es tu competencia?

El precio de su café es un factor importante para tener en cuenta a la hora de determinar su cliente objetivo. Por lo general, cuanto más alto sea el precio, más reducido será el público objetivo. Esto se debe a que las personas que están dispuestas a gastar más en café tienden a ser más exigentes y tienen gustos específicos.

Echa un vistazo a tus competidores

Puedes observar que muchas marcas de café utilizan el color marrón en su marca. Esto se debe a que el marrón es un signo de seguridad, estructura, apoyo, calidez… y café. Si utilizas un color brillante en tu marca de café, puedes destacar entre la competencia, pero también podría alejar a tu mercado objetivo.

Desarrolla un plan de negocio para tu marca de café

Uno de los pasos más importantes para poner en marcha una marca de café es desarrollar tu plan de negocio. El proceso de creación de su plan te garantiza que comprendes plenamente tu mercado y tu estrategia empresarial. El plan también proporciona una hoja de ruta para seguir y, si es necesario, para presentarlo a las fuentes de financiación con el fin de obtener capital para tu marca.

Tu plan de negocio debe incluir las siguientes secciones:

  • Resumen ejecutivo: esta sección debe resumir todo tu plan de negocio para que los lectores puedan comprender rápidamente los detalles clave de tu marca de café.
  • Descripción de la empresa: esta sección informa al lector sobre la historia de tu marca de café.
  • Análisis de la industria: aquí incluyes la información clave sobre la industria del café, el tamaño de la industria y las tendencias que la afectan.
  • Análisis de la clientela: en esta sección, determinarás quiénes son tus clientes ideales y sus características demográficas.
  • Análisis de la competencia: cuenta quiénes      son tus principales competidores directos e indirectos a los que te enfrentarás y cómo crearás una ventaja competitiva.
  • Producto: Determina qué productos o servicios ofrecerás.
  • Plan financiero: ¿Qué costes de puesta en marcha tendrá?

¿Cuánto cuesta crear una marca de café?

El presupuesto inicial para iniciar tu marca de café es muy variable dependiendo de variables como dónde estará presente tu marca en cuestión de espacios físicos y virtuales. A continuación, encontrarás los elementos que puedes necesitar para poner en marcha tu marca.

  • Equipo y suministros: iniciar una marca de café puede requerir la compra de algunos equipos, ya sea para la producción del producto o el envasado de las mercancías, incluso el equipo necesario en la oficina, en caso de que tengas una.
  • Negocio minorista: si tienes previsto disponer de un local para tu marca de café, debes tener en cuenta los costes de alquiler, ya que puede ser la parte más cara del funcionamiento de tu negocio. Estos costes dependen en gran medida de tu ubicación. Este coste variará tanto por región como por zonas específicas de una ciudad.
  • Constitución de la empresa: hay algunos costes clave asociados a la constitución de su entidad empresarial, como la obtención de marcas, derechos de autor y patentes, los cuales varían en cada territorio.
  • Página web, publicidad y marketing.
  • Empleados.

De esta forma, los costes mínimos de puesta en marcha de una marca de café pueden ir desde los 62 dólares hasta los 71.447 dólares.

Elabora tu identidad de marca de café

Tu identidad de marca dará vida a tu café. Algunas características de la identidad de marca son:

  • Nombre de la marca: ¿Cómo se llama tu marca de café?
  • Tono: Pregúntate cómo hablaría tu marca de café si fuera una persona. El tono se refleja en todas las comunicaciones, desde tu servicio de atención al cliente hasta las redes sociales y la descripción de tus productos.
  • El logotipo: Una de las partes más emocionantes del proceso de creación de la marca de café es el diseño de su logotipo. Es algo que los clientes deben reconocer al instante y que impulsa al resto de la marca.

Definir la imagen de marca

La imagen de marca debe reflejar el aspecto exacto de su marca de café que la distingue de la competencia. La imagen es importante para informar a los clientes que tal vez nunca hayan probado su café de lo que realmente se trata.

El nombre, el logotipo e incluso los colores utilizados en el sitio web o el envase deben reflejar el valor y la finalidad del café, distinguiéndose en      el mercado. Las fotos del producto también deben tener en cuenta la imagen y el posicionamiento de la marca.

Todos estos aspectos del café deben comunicar y llamar la atención.

Elige un nombre para tu marca de café

El nombre de tu café es uno de los aspectos más importantes de tu marca. Junto con el logotipo, es el elemento que primero verán los clientes potenciales, por lo que debes asegurarte de que sea eficaz.

El nombre de tu café debe ser pegadizo y fácil de recordar. También debe reflejar el tipo de café que produce. La mejor manera de hacerlo es que sea corto y directo.

Los estudios demuestran que los mejores nombres no tienen más de seis caracteres.

Crear una marca coherente en todos los canales

Una vez que hayas desarrollado tu marca, es importante asegurarse de que es coherente en todos tus canales de marketing.

Esto significa utilizar el mismo logotipo, los mismos colores y el mismo tono en el sitio web, las cuentas de las redes sociales y los materiales impresos.

Al crear una marca coherente en todos los canales, podrás crear una marca fuerte y reconocible.

Cuenta una historia

La única manera de distinguirte del resto de marcas de café es a través de la narración de una historia con la que se identifiquen tus clientes potenciales. Define porqué los clientes deberían ir contigo cuando un montón de otras marcas venden productos similares más baratos.

Se trata de añadir un toque humano a tu marca, por lo que debes evitar hablar de la oferta y de otros aspectos que hacen que el consumidor relacione tu marca como la idea de vender sin más.

Escribe sobre ti y tu marca: ¿Qué te motiva? ¿Por qué haces lo que haces? ¿A qué tipo de clientes quieres servir? Puedes tomar ideas de otras empresas, pero asegúrate de usarlas como inspiración, no una copia palabra por palabra. Define quién eres tú: ¿Un proveedor? ¿Una familia? ¿Un experto?

Escribe también sobre tu cliente. No utilices demasiado el “nosotros” al escribir tu historia porque los clientes tendrán más presente tu marca si les dices lo que sientes por ellos.

Además, debes ser coherente en todos los medios en los que tu marca esté presente. Intenta replicar tu historia en todas las páginas de su sitio y tener un diseño acorde a tu intención.

Ten en cuenta que la historia tiene como propósito vender tu marca, para lo que debes también vender un sueño, no únicamente café.

Realiza un programa de control de calidad

Algunas personas consideran los programas de control de calidad como “males necesarios”. Sin embargo, si se aplican correctamente, pueden contribuir a la capacidad de tu marca para competir en el mercado al tener productos consistentes de buena calidad. Esto es especialmente importante en una operación de café, ya que es un producto muy variable.

Los programas de control de calidad garantizan que se satisfagan sistemáticamente las necesidades y expectativas de los consumidores.

Las claves de un programa de control de calidad eficaz y eficiente son:

  • Ejecución eficaz, realizando una cantidad adecuada de pruebas y llevando a cabo las pruebas de acuerdo con las normas establecidas.
  • Las pruebas son más útiles cuando el café pasa a la siguiente fase de la cadena de producción. Es muy importante, por ejemplo, asegurarse de que un lote de café verde recibido es de calidad aceptable antes de comprarlo o tostarlo en grandes lotes de producción. Así mismo, la aceptabilidad de un producto tostado debe determinarse antes del envasado.
  • Mantenimiento de registros precisos de los resultados de las pruebas y análisis periódicos de los datos recogidos.
  • Comunicación en forma de informes periódicos a todos los implicados. Este es un esbozo de algunos de los conceptos generales del control de calidad.

¿Cómo dar a conocer tu marca de café?

En general, la gente no cambia de marca sólo porque se lo digan. Prueban algo nuevo y luego deciden convertirlo en un hábito. En el caso del café, esto se consigue probando muestras. En este caso no se trata del cliente individual, sino de los propietarios de cafeterías y similares. Hay que explicar a estas personas lo que se ofrece y darles la oportunidad de probar el producto.

La muestra que se entrega a estas personas debe ir acompañada de descripciones del producto, fotografías, dibujos y cualquier otra cosa que sea necesaria para contar su historia. Hay que convencer a estas personas de que tu marca va a ser lo mejor.

Aprovecha tus contactos, conexiones y aliados

Establecer contactos y conocer gente nueva con regularidad tiene sus ventajas cuando se realiza con un objetivo y previsión. Teniendo bien presentes tus intenciones empresariales, tus objetivos de networking determinarán el filtro de tus relaciones comerciales.

Los contactos son individuos a los que has conocido y con los que has establecido una familiaridad. No existe un vínculo fuerte, pero sí un potencial de crecimiento. Aparte de los clientes, los contactos suelen constituir la mayor parte de la red empresarial de cualquier persona.

Por su parte, las conexiones complementan tus destinos profesionales y te conectan con potencialidades. La perspectiva no siempre es mutua, lo que significa que tú puedes ser una conexión para otra persona, pero no a la inversa.

Finalmente, los verdaderos aliados comerciales son la cima de todos tus esfuerzos de creación de redes. Los aliados personifican las relaciones profesionales completas, también pueden considerarse amigos.

Conclusión

Para tener éxito en los negocios, tu marca debe ser la dueña de tu empresa. La marca debe transmitir valores, misión y ser directa con el producto que ofreces a la vez que resulte atractiva a tus clientes objetivo.

Compartir