Cápsulas de café reutilizables: cómo son y dónde comprarlas

Con el tiempo, siempre nacen nuevas necesidades y gustos, por eso, es necesario saber reinventarse. En el mundo del café, no solo han aparecido nuevas preparaciones, sino también diferentes maneras de disfrutarlo. Una de las más revolucionarias fue sin duda la llegada de las cápsulas de café. Son la solución perfecta a la necesidad de tener una bebida rápida, práctica y del sabor que queramos.

Seguramente ya has visto las tradicionales cápsulas de café. Estas se caracterizan por muchas cosas, pero sobre todo por ser de un solo uso. Sin embargo, hay otro tipo de cápsulas que solucionan lo anterior. Te presentamos las cápsulas de café reutilizables.

Descubre en este artículo qué son, qué tipos hay y las opciones que puedes encontrar en el mercado.

¿Qué es una cápsula de café reutilizable?

Una cápsula de café reutilizable es aquella que podemos volver a utilizar después del primer uso y por varias veces más. Era un poco obvio, ¿no? Como su nombre lo indica, en vez de botarla, se puede volver a llenar con café y usarse de nuevo.

Una de sus mayores virtudes y razones por las cuales es una opción muy acogida, es su mínimo impacto en el medio ambiente. Las cápsulas tradicionales producen muchos desechos, teniendo en cuenta que después de un solo uso se tiran a la basura. Esto se traduce en una cantidad enorme de cápsulas, tanto de aluminio como de plástico, que terminan en la basura contaminando, más que todo, ríos y mares.

Por el contrario, las cápsulas reutilizables, además de tener un mecanismo de funcionamiento muy sencillo, son muy durables. Lo único que debes hacer es abrir la cápsula, ponerle el café molido que desees, cerrarla y ponerla en la cafetera. Cuando la termines de usar, la retiras de la máquina de café, la lavas, y queda lista para la siguiente preparación.

Tipos de cápsulas de café reutilizables

Como pasa con las cápsulas de café convencionales, tanto la forma como el material dependen de la cafetera que se vaya a utilizar. Recordemos que una cápsula no se puede usar con cualquier máquina de café. Es compatible solo con las que se fabricaron para ello, y de ciertas marcas.

En el caso de estas cápsulas, podemos encontrar varios tipos como: las compatibles y las reciclables. Veamos un poco más de cada una.

Las compatibles

En general, se podría decir que todas las cápsulas de café reutilizables son compatibles. Las marcas oficiales, como por ejemplo Nespresso, no fabrican este tipo de cápsulas. Esto teniendo en cuenta que, el que compra sus cafeteras, en realidad compra su sistema de cápsulas de café.

Actualmente, podemos encontrar una gran variedad de estas cápsulas. Cada una es compatible solo con ciertos modelos y marcas de cafetera. Hay para: Nespresso, Dolce Gusto, Illy, Keurig, Senseo, Lavazza, entre otras. Estas difieren entre sí principalmente en el diseño y el material.

El diseño

Cada marca tiene su propia máquina de café con unas especificaciones definidas. Por eso, las cápsulas vienen con un diseño compatible de acuerdo a la cafetera en la que se van a usar. Podemos encontrarlas de diferentes formas. Existen las que tienen la forma de una semiesfera, de canasta y otras que son más cuadradas. Incluso, unas son más cortas o alargadas que otras y varían en tamaño.

El material

Las cápsulas de café reutilizables pueden ser de varios materiales. Dentro de los más usuales están: el plástico y el acero inoxidable.

De plástico: este es quizás el material más común para las cápsulas de café recargables. En general es una buena opción, siempre y cuando te fijes en que sea un plástico apto para alimentos y libre de BPA. Sin embargo, puede que no sea muy bueno con el calor y tal vez no sea tan durable como otros materiales. Por otro lado, el filtro de las cápsulas de este material sí suele ser de acero inoxidable.

De acero inoxidable: las cápsulas de este material son mucho más durables, resistentes, e incluso higiénicas.

Las reciclables

La principal diferencia de estas cápsulas de café con las tradicionales compatibles es el material. Estas están hechas generalmente de papel biodegradable o de materiales que se pueden reciclar. Pero, son de un solo uso, es decir, son desechables. Sin embargo, la ventaja es que a diferencia de las cápsulas desechables de plástico, estas no representan tanto daño para el medio ambiente.

Algo muy importante que debemos saber a la hora de conseguir este tipo de cápsulas cuando son de papel, es que requieren de un soporte. Esto quiere decir, que muchas veces actúan como filtros, así que se deben usar con un recipiente (cápsula). Generalmente funcionan con las de tipo K-cup y pueden ser de plástico duradero o acero inoxidable.

A tener en cuenta

Aunque técnicamente una cápsula de café reutilizable es muy sencilla de utilizar, es importante que tengas en cuenta algunos aspectos. Esto es tanto a la hora de comprarlas como de usarlas. ¡Veamos ahora cuáles son!

Cápsulas reutilizables vs recargables

Aunque muchas veces se usan como sinónimo para referirse a lo mismo, en realidad son distintas. Una cápsula de café puede ser recargable pero no necesariamente reutilizable, y tiene que ver con el material. Hay unas que podemos llenar con el café que queramos, pero que solo resisten un solo uso, es decir, son desechables. Estas generalmente están hechas de plástico poco resistente o papel.

Por otro lado una cápsula puede ser reutilizable y también recargable. Ya que la idea es que se pueda utilizar muchas veces y recargarse con el café que se desee tomar.

La molienda

Las cápsulas tradicionales ya tienen este aspecto solucionado. Sin embargo, cuando tenemos una reutilizable, debemos saber qué molienda es compatible con la cápsula y la cafetera.

Si tenemos una molienda muy gruesa, el café no tendrá tanto sabor y aroma. Por el contrario, si la molienda es muy fina, se puede llegar a filtrar a través de la cápsula. De esa manera, la bebida quedará muy fuerte y con residuos de café. Para poder controlar ese grado de molienda en casa, necesitarás un buen molinillo de café. Aunque también puedes usar café previamente molido, pero la bebida siempre sabrá mejor si usas granos recién molidos.

En este tipo de cápsulas se recomienda usar una molienda fina-media. También, queda un mejor resultado cuando se llena solo hasta un poco más de la mitad y luego se prensa el café.

El café

Una de las ventajas de usar estas cápsulas, es que puedes escoger el café que desees. De esta manera, también puedes hacer tus propias mezclas para lograr sabores más personalizados.

Sin embargo, es importante saber que las marcas de las cápsulas tradicionales no solo venden el sistema, sino también la calidad del sabor. Recrear el sabor exacto de una cápsula normal, de por ejemplo Nespresso, con una reutilizable, será realmente muy difícil. A principio se necesitará un proceso de ensayo y error hasta que encuentres el sabor que más te guste.

El tiempo

Aunque tienen un mecanismo sencillo, usarlas no es relativamente rápido. Una de las facilidades de las cápsulas tradicionales es que el proceso no tardará más de 2 minutos. Esta viene lista para poner en la cafetera, y solo queda esperar a que esté la bebida.

Con las cápsulas reutilizables, debes tener listo el café molido. Recordemos que eso implica haber encontrado el grado de molienda adecuado. Luego debes saber cuánto café poner en la cápsula y prensarlo, ya sea con la misma tapa o una cuchara. Y ahí sí se pone en la máquina de café. Así que, con estas cápsulas, debes contar con un poco más de tiempo y disposición para usarlas.

¿Con qué cafeteras sirven las cápsulas reutilizables?

Como mencionamos anteriormente, hoy en día podemos encontrar cápsulas reutilizables para casi cualquier cafetera. Esto se debe a que muchas marcas son de sistema abierto. Lo cual quiere decir que funcionan con las cápsulas originales de su marca, las compatibles y las reutilizables. Siempre y cuando estas estén diseñadas de acuerdo al sistema de cada una.

Hay cápsulas reutilizables para:

  • Nespresso

*Esta es quizás la marca para la que más opciones hay, debido a su alta demanda y preferencia por parte de los consumidores. En el mercado podrás encontrar cápsulas reutilizables para muchos de sus modelos. Sin embargo, siempre te debes asegurar de que sea así. Hay modelos que solo permiten las cápsulas originales.

Por otro lado, Nespresso dejó muy claro en sus políticas de garantía que “Cualquier defecto o disfunción que resulte del uso de cápsulas que no sean las cápsulas originales de Nespresso, no serán cubiertos por esta garantía”.  Por lo tanto, entendemos que si la cafetera sufre algún daño debido al uso de cápsulas que no son originales, la reparación va por cuenta propia.

  • Senseo

*Esta marca utiliza una especie de cápsula un poco diferente que se llama monodosis. Consiste en bolsitas blandas de papel con el café molido por dentro. Su forma es circular y son más planas. A pesar de eso, sí podemos encontrar diseños como estos reutilizables, solo que en materiales distintos.

  • Dolce Gusto
  • Illy
  • Lavazza
  • Caffitaly

No hay para:

  • Tassimo

*Esta marca tiene un sistema de cápsulas cerrado. Este consiste de una especie de cápsula llamada T-Discs. Lo que hacen las cafeteras de Tassimo es leer el código de barras que está en las T-Discs para así empezar a hacer el café. Debido a esto, y como nadie puede tener acceso a estos códigos, no hay cápsulas reutilizables realmente compatibles.

Lo que hacen algunas personas es reutilizar las mismas cápsulas de la marca, pero no hay garantía de que salga como se espera y sería bajo el riesgo de cada uno.

¿Qué ofrece el mercado? Mejores cápsulas de café reutilizables

Ahora que hemos visto cómo funcionan este tipo de cápsulas y unas cuantas recomendaciones, veamos qué opciones hay en el mercado.

Cápsulas reutilizables de Nespresso de Seal Pod

Para empezar, veremos uno de los productos con mejor puntaje en Amazon. Se trata de la cápsula reutilizable de la marca Seal Pod. Vienen dos unidades, una cuchara perfecta para rellenar y prensar el café, y 100 tapas adhesivas hechas de aluminio. Para que sea más fácil encontrar el grado de molienda ideal, cuenta también con una muestra de café.

Conozcamos ahora más sobre estas:

  • Están hecha de acero inoxidable. Esto las hace más durables y resistentes.
  • Viene con unas tapas adhesivas que hacen que haya más presión de agua cuando pasa a través del café. Esto hace que el resultado sea un mejor espresso y con más crema.
  • Puedes usar tu propia mezcla de café.
  • Si deseas, se pueden preparar con anticipación. Así, las puedes dejar listas, guardar y usar en una próxima ocasión.
  • Cuenta con una cuchara perfecta para medir y prensar el café.
  • Es compatible con todas las cafeteras Nespresso de la Original Line.
  • Viene con dos anillos de silicona de repuesto.
  • Son fáciles de limpiar.

A tener en cuenta

  • La molienda debe ser media fina para que el café no quede muy aguado.
  • Para que haya un mejor resultado al momento de la extracción, se debe hacer un correcto mantenimiento y limpieza de la máquina.
  • Cuando el café ya esté listo, retirar la cápsula y quitar el adhesivo que queda. Si se deja por mucho tiempo se puede quedar muy pegado y será más difícil quitarlo.

Cápsulas rellenables Perfect Pod

Este modelo de cápsulas es de los más comunes actualmente. La marca se caracteriza por ser de las primeras en sacar cápsulas reutilizables y recargables tipo K-cup. Es decir, para cafeteras Keurig.

Veamos ahora sus características:

  • Están hechas de plástico pero el filtro es de acero inoxidable. Están libres de BPA.
  • Puedes llenar la cápsula con tu café preferido. Incluso puedes hacer tus propias mezclas y tener así una bebida más variada.
  • Se hicieron diferentes pruebas y se aseguraron que fueran compatibles con varios modelos de la línea de cafeteras de Keurig. Algunos de estos son: K-Duo/K-Duo Essentials, K-Mini/K-Mini Plus, etc.
  • Tienen tapa incorporada, así que no debes poner adhesivos para taparlas cada vez que las vayas a utilizar.
  • Vienen 4 unidades.

A tener en cuenta:

  • Son aptas para lavavajillas.

Cápsulas de café recargables Recaps

Llegó la hora de ver un modelo compatible con una de las cafeteras más famosas, las Dolce Gusto. Estas cápsulas están hechas de un plástico 100% libre de BPA y además son reciclables. Cuentan con una malla de filtro de acero inoxidable, así que no deja que se filtre el café molido y son duraderas. Definitivamente una opción económica, fácil de utilizar y muy práctica.

Revisemos ahora sus particularidades:

  • Su diseño permite que haya un proceso de preparación ideal. Desde la inyección del agua, hasta que sale el café. Todo en poco tiempo y sin fugas.
  • Es muy sencilla de usar. Viene con una tapa ya incorporada, así que no tendrás que usar adhesivos.
  • Es compatible con las cafeteras Dolce Gusto de los siguientes modelos: Mini Me, Piccolo, Genio, Esperta y Circolo.
  • Puedes usar el café molido que desees e incluso hacer tus propias mezclas.

A tener en cuenta

  • Las cápsulas no son compatibles con Nespresso, Starbucks, Dolce Gusto EDG355.
  • La molienda que se debe usar es media-fina.
  • No llenes por completo la cápsula para que la tapa se pueda cerrar correctamente.
  • Están diseñadas para contener unos 8g de café.
  • Cuando se usa la primera vez, debes encontrar el punto en el que la cápsula entra fácilmente. No hay que forzarla.

Filtros desechables Perfect Pod ECO-Filter

Como vimos antes, este tipo de cápsulas reciclables, hacen más que todo de filtro. Sin embargo, son una muy buena opción para tener un café de excelente sabor. Para muchos, la bebida queda más sabrosa cuando pasa por filtros de este material que de acero inoxidable. Además, son 100% biodegradables, así que no te tendrás que preocupar por el daño que puedan hacer al medio ambiente.

Miremos ahora un poco más sobre estos:

  • Su diseño y forma están hechos para casi que cualquier modelo de K-cup.
  • Son amigables con el medio ambiente y biodegradables.
  • Permite un filtrado ideal para evitar que queden sedimentos de café en la bebida.
  • Puedes usar el café molido que desees. Incluso puedes crear tus propias mezclas para tener una bebida más variada.
  • Vienen 100 unidades en el paquete.
  • Su uso hace que sea más fácil limpiar las cápsulas reutilizables.
  • Son desechables y cada uno se puede usar solo una vez.

A tener en cuenta

  • Se deben usar con cápsulas reutilizables de tipo K-cup.
  • Son compatibles para máquinas de café Keurig.  

Juego de cápsulas de café reutilizables Galapara

Este tipo de cápsulas son de las más duraderas y perfectas para usar cuantas veces queramos. Están diseñadas para ser compatibles con Lavazza y son un excelente aliado del medio ambiente. Su material es acero inoxidable 18/8, están libres de BPA, y además, se lavan fácilmente.

Examinemos ahora sus características

  • Tiene un diseño ideal con un filtro que permite la mejor extracción del café. Así, tendrás una bebida de gran sabor y aroma.
  • Está hecha de un material muy resistente, así que la podrás usar por mucho tiempo.
  • Es muy fácil de limpiar e incluso es apta para lavavajillas.
  • Vienen 2 unidades.
  • Utiliza tu propio café y haz las combinaciones que desees.
  • Puedes preparar todo tipo de bebidas con esta cápsula. Desde un espresso, hasta un americano o un latte.
  • Viene con una cuchara y un cepillo.

A tener en cuenta

  • Es compatible con solo con Lavazza A Modo Mio Jolie y Lavazza A Modo Mio Espria.

Conclusión

Cuando conocemos por primera vez el sistema de cápsulas de café, quedamos atrapados por su rapidez y calidad. Sin embargo, realmente producen muchos desperdicios y desechos. Por eso, para no dañar el medio ambiente mientras disfrutamos de nuestra bebida favorita, están las cápsulas reutilizables. Como pudimos ver, son perfectas porque ahorramos dinero y las podamos utilizar las veces que queramos. Además, podemos usar nuestro propio café y hacer nuevas mezclas.

Así que, después de esta guía por las cápsulas reutilizables, esperamos que hayas conocido más sobre ellas. Y que, por supuesto, ¡te animes a probarlas! Seguro será una gran experiencia y el planeta te lo agradecerá.

Compartir