¿Cómo preparar un buen café latte? Paso a paso y tips

¿Estás buscando cómo preparar un buen café latte en casa? ¿Quieres tener una buena capa de espuma con las proporciones correctas de café-leche?

¡No busques más! En este artículo, te damos la receta para que prepares un latte como si fueras un experto.

¿Qué es un café latte?

Debemos partir de que la palabra latte significa leche en italiano. Por lo que desde un inicio sabes que un latte es con leche. ¡Por supuesto! Sin embargo, no es un café con leche.

El café latte es un tipo de preparación con dos ingredientes principales: el café espresso y la leche vaporizada. Tiene un tercio de espresso, dos tercios de leche y una capa de espuma.

Por el contrario, el café con leche tiene proporciones muy parecidas de café y leche y no lleva espuma. Y la gran diferencia es su preparación.

Ingredientes

Acá van los ingredientes que necesitarás para preparar 1 taza de un buen café latte.

  • 8-10 g de café en grano o molido finamente.
  • 170 ml de leche de tu preferencia.

¿Cómo preparar un latte?

1. Este paso aplica si tienes café en grano. Si tienes café molido, ve al segundo paso.

Recuerda que vamos a crear un café espresso como base para nuestra preparación. Por eso debes lograr un grado de molienda fina (como el azúcar o la sal) ya sea que utilices un molinillo manual o automático.

2. ¡Ahora vamos a preparar un espresso!

Para la cafetera de expreso: Añade el café molido en la cuchara de tu cafetera. Recuerda nivelar el café con una cuchara para que obtengas un café uniforme. Pon la cuchara en tu cafetera, configura la presión de 8 a 12 bares y que el agua esté más o menos a 88 ºC. Después de 20 o 30 segundos, tendrás tu espresso de alrededor 30 ml.

En otros instrumentos: visita nuestro post ¿cómo preparar un buen café?

3. Aparte, en una jarra, adiciona los 170 ml de leche para calentarla a no más de 70 ºC y, con el vaporizador de tu cafetera, vas a generar la espuma que estamos buscando para nuestro latte. Si no tienes espumador, mira más arriba en los tips para saber cómo lograr la espuma.

4. ¡Es hora de hacer magia! Adiciona la leche del paso 3 al espresso del paso 2. Recuerda que primero debe adicionarse la parte más líquida de la leche y, por último, la parte espumosa.

En este paso puedes dejar volar tu imaginación. Debido a la que la leche está pesada y espumosa, es perfecta para crear arte latte. Sí, esas figuras que ves en la capa superior del latte en las fotos de Pinterest. Puede que a la primera no te salga muy bien, ¡pero con práctica lograrás hacer hermosas figuras para decorar tu latte!

¡Listo el latte! Solo queda disfrutarlo.

Tips para tener el latte perfecto

¿Qué tipo de café?

Los granos de café sin duda alguna deben ser los mejores. Nuestra recomendación será que siempre escojas el café en grano, recién tostado y con un grado de tueste medio-alto. Esto te asegurará un buen espresso. Pero, si vas a utilizar café molido, asegúrate que sea de molienda fina y que también esté recién tostado. Si no sabes cuál escoger, pásate por nuestra lista de los mejores cafés del mundo.

La leche

La leche también juega un papel muy importante. La leche entera será de las mejores opciones por su contenido de grasa. Obtendrás una leche muy cremosa y con muy buena espuma. Sin embargo, hay otras opciones como las leches vegetales: leche de coco, soya, avena, almendras, etc. No tendrás la misma crema, pero tendrás un muy buen sabor. 

La cafetera

Si no tienes una máquina de expreso, puedes hacer un café más cargado para obtener un sabor similar al espresso. Ten en cuenta que no será lo mismo. Pero un buen café y una buena preparación te ayudarán a lograrlo. Te recomendamos utilizar una prensa francesa o una cafetera italiana.

El espumador de leche

Si no tienes un espumador o vaporizador de leche, ¡no te preocupes! Añade la leche a un recipiente con tapa que puedas llevar al microondas. Agita el frasco de manera fuerte y constante por varios segundos, esto creará una buena capa de espuma. Luego calienta le leche por 30 segundos y ¡listo!

Otros toppings para tu latte

Como con todas las preparaciones del café, tú te encargas de personalizar tu bebida a tu gusto. Ahora que sabes cómo hacer un latte, es hora de que juegues un poco con más ingredientes y llegues al latte perfecto para ti.

Acá va una lista de los posibles toppings o adiciones que puedes añadirle a tu café latte si lo prefieres más dulce.

  • Canela en polvo encima de la espuma. Si quieres ser más creativo, puedes crear un molde con una figura y hacer una forma en tu latte.
  • Salsa de chocolate. Es una es de las salsas más usadas en todas las preparaciones del café. Puedes agregar un poco de salsa de chocolate encima de la espuma o directamente en el latte. ¡Depende de tu gusto cómo lo quieras!
  • Caramelo derretido. Igual que con el chocolate, tú eliges cómo podrías adicionar el caramelo.
  • Vainilla. Si quieres puedes agregar esencia de vainilla, o si prefieres, directamente la vainilla a tu latte.

Como viste, preparar un buen café latte está al alcance de todos. No necesitas tener una máquina de expresso para hacer un latte delicioso. Este es un sabor que definitivamente conquistará tu paladar y querrás hacerlo una y otra vez.

Compartir