La Sorprendente Historia del Café Instantáneo

¿Alguna vez te has preguntado cómo surgió el café instantáneo?

Descubre en el siguiente Blog mucha más información relacionada con la historia del café instantáneo y otras cosas más que seguramente te van a sorprender.

¿Qué es el Café Instantáneo?

El café instantáneo, también conocido como café soluble, café en polvo, o café de cristal, es un café molido que ha sido preparado y después ha sido deshidratado para que las personas puedan hacer café de forma instantánea simplemente con añadir agua.

Dicho de otra forma, el café instantáneo está hecho de cristales de sabor a café que solo necesitan de agua caliente para disolverse.

Debes tener en cuenta que el café instantáneo deshidratado solo contiene café en la gran mayoría de sus versiones. Aunque también hay muchas marcas de café que añaden al café leche en polvo o edulcorantes en polvo para que la preparación sea aún más sencilla.

Por otra parte, hay algunos cafés instantáneos que contienen aditivos para que el café adquiera propiedades beneficiosas para la salud. 

Origen del Café Instantáneo

Para remontarnos a los orígenes del café instantáneo tenemos que hablar de los siguientes momentos clave:

1771: Se crea el primer café instantáneo en Gran Bretaña por Jhon Dring, cinco años antes de que Estados Unidos se declarara una nación libre. El gobierno le otorgó una patente y fue conocido como “compuesto de café”. No hay una documentación clara sobre el éxito del producto o incluso el método para hacerlo. 

1853: Se creó el primer producto de café instantáneo en el continente americano. Se trataban de unos “pasteles” experimentales de café instantáneo que fueron entregados a los soldados durante la guerra civil.

1890: El neozelandés David Strang, dueño de una fábrica de café llamada Strang’s Coffee comenzó a comercializar un producto patentado por el mismo llamado “polvo de café soluble Strang” elaborado mediante un “proceso de aire caliente seco”.

1901: El Dr. Sartori Kato, un químico japonés que trabajaba en Chicago, Illinois, desarrolló exitosamente el primer método para crear un café en polvo que se pudiera disolver de manera estable, conocido como el café instantáneo al que solo se le debía agregar agua para poderlo utilizar.

Se debe tener en cuenta que el Dr. Kato desarrolló inicialmente la técnica para hacer té instantáneo y luego la aplicó al café para finalmente presentarla en la Exposición Panamericana de New York donde recibió una atención generalizada por parte del público asistente. No obstante, el sabor del café no fue muy bien aceptado.


1903: El Dr. Sartori Kato obtiene una patente el 11 de agosto para el método del café instantáneo. Posteriormente, crea su propia marca comercial en el año de 1910.

1909: El café instantáneo por primera vez se produce en masa. Esto sucede en Estados Unidos gracias a George Louis Constant Washington (1871 – 1946), quién había emigrado de Bélgica.

George Washington decide desarrollar otro proceso para elaborar café instantáneo luego de estar en Guatemala y ver café en polvo que se había depositado en el pico de su cafetera de plata favorita, su curiosidad lo llevó a experimentar hasta que logró un cristal de café seco muy similar al que se conoce actualmente.

De manera que, Washington recibe una patente para comercializar el café y decide llamarlo “Red E Coffee”. La bebida no recibió buenos comentarios ya que muchos quedaron insatisfechos con su sabor.

Por otra parte, los soldados estadounidenses sí recibieron con agrado el café instantáneo ya que lo bebían tanto frío como caliente. De hecho, uno de ellos escribió desde las trincheras una carta donde se puede constatar su gusto por la bebida. ” Estoy muy feliz a pesar de las ratas, la lluvia, el lodo, las corrientes de aire (sic), el estruendo de los obuses. Solo me toma un minuto encender mi pequeño calentador de aceite y hacer un poco de café George Washington…Todas las noches ofrezco una petición especial a la salud y el bienestar del Sr. Washington”.

1910: “Red E Coffee” cambia su nombre a G.Washington Coffee Refining Company.

1914 – 1918: El café instantáneo se vuelve muy especial, principalmente entre las fuerzas armadas estadounidenses, las cuales compran todos los suministros disponibles. Durante la Primera Guerra Mundial los soldados se referían a ella como “taza de George”. 

Fue tanto el éxito de la bebida entre las fuerzas militares estadounidenses que después de que se acabó la guerra los soldados igualmente querían seguir consumiendo el producto en su regreso a casa. Se estimó que la demanda de café era hasta 7 veces mayor que la oferta nacional.

Década de 1920: Muchos niños vieron a los hombres que regresaron de la guerra consumir café de Washington. De manera que, la bebida comenzó a ponerse de moda entre este grupo poblacional que quería emular a sus ídolos.

1930: El Instituto Brasileño del café le solicitó al presidente de la compañía Nestlé crear un producto de café soluble para ayudar a Brasil a aumentar las ventas totales de café y también hacer frente a los residuos que se presentaban al almacenar café durante largos periodos de tiempo.

1937: Max Morgenthaler, científico de Nestlé, desarrolló una nueva técnica para hacer el café instantáneo en el laboratorio del centro de investigación de Nestlé, ubicado en Suiza. El nuevo producto fue nombrado Nescafé ya que surgió de la combinación de Nestlé y café.

Este café instantáneo a diferencia de sus antecesores si recibió una gran aceptación por parte del público.

El éxito de este nuevo café instantáneo se debió a que su método de deshidratación no arruinaba el sabor final. De manera que el café instantáneo después de ser preparado seguía manteniendo el sabor a café natural.

1938: El 1 de abril Nestlé comenzó a vender Nescafé en Suiza y de igual forma empezó a fabricarlo en su planta de Londres.

El nuevo proceso de café instantáneo consistió en secar cantidades iguales de extracto de café y carbohidratos solubles. La técnica produjo un café instantáneo de mejor sabor, lo cual ayudó a que se convirtiera rápidamente en un producto popular.

El ejército estadounidense se convirtió en uno de los principales compradores.

1939 – 1945: Durante la Segunda Guerra Mundial, el café era muy popular entre los soldados dado que lo consumían con bastante frecuencia. 

Nescafé y otras marcas de café instantáneo suministraban grandes cantidades a un mercado que se encontraba en constante crecimiento. De hecho, el ejército de EE. UU compró más de un millón de cajas de Nescafé durante el desarrollo de la guerra, lo cual era equivalente a toda la producción anual de la planta estadounidense de Nestlé. 

1943: La empresa George Constant Washington es vendida a American Home Products, poco antes de que Washington muriera. La marca de café George Washington continuó hasta 1961.

Ahora bien, la otra empresa de Washington que se especializa en el caldo de sopa instantáneo, George Washington Seasoning & Broth todavía se mantiene vigente en la actualidad. 

1950: El café instantáneo se convierte en la bebida favorita de los adolescentes que escuchaban rock and roll en las cafeterías.

1953: El 10 % de las tazas de café de los Estados Unidos eran instantáneas.

1954: Nescafé desarrolló un método para producir café instantáneo en el que solo era necesario usar café, sin la necesidad de agregar carbohidratos para estabilizarlo como se hacía anteriormente. Este avance le permitió a Nestlé posicionarse como líder en el mercado del café instantáneo. 

1955: Nescafé presenta Blend 37. brindando a sus consumidores un “sabor continental”.

1960: Algunos fabricantes comenzaron a agregar aceites de granos de café frescos como una solución para capturar el aroma del café original y así engañar a los clientes cuando ellos habrían el paquete o frasco de café. Ahora bien, esto no era del todo efectivo ya que una vez se mezclaba el café instantáneo con agua o leche, el aroma desaparecía por completo.

1960: Se desarrolló un café instantáneo de mejor apariencia y calidad gracias a un proceso llamado aglomeración que consistía en vaporizar las partículas de café instantáneo para que se unieran en grumos. Desafortunadamente, al recalentar el café, el sabor se volvía muy desagradable. Realmente era el único problema que se presentaba con este café.

A medida que el método mejoró, la liofilización se convirtió en el método preferido para hacer café instantáneo ya que por esta vía se lograba un sabor y aroma más parecido al café natural.

1961: Nestlé crea su famosa lata marrón, marcando así una nueva era en el diseño corporativo. 

Durante la siguiente década, las latas se fueron eliminando gradualmente.

1962: Los estadounidenses bebían 3,12 tazas de café al día per cápita.

1964: Nestlé logra mejorar su producto para retener un aroma más fino.

Década de 1970: Casi un tercio del café tostado importado a los Estados Unidos se utilizaba para productos de café instantáneo.

1970: Nestlé comenzó a vender su café instantáneo en un frasco de vidrio transparente.

1970: El 26% de las tazas de café en los Estados Unidos eran instantáneas.

1972: Nescafé presentó un café instantáneo más suave al que nombró “Fine Blend”.

1977: El 28% de los estadounidenses bebía café instantáneo todos los días.

Década de 1980: 1 de cada 4 personas en Estados Unidos consume a diario café instantáneo.

1984: Nestlé presentó el café liofilizado llamado Gold Blend, el cual tiene un sabor más rico y suave.

1985: Nestlé presentó el café liofilizado Ultra Premium. 

1986: Nestlé presentó un café instantáneo descafeinado. Los militares continuaron utilizando bebidas instantáneas de cappuccino y también bebidas heladas mezcladas.

Década de 1990: El café instantáneo registró una caída importante en sus ventas dada la importante popularidad que empezaron a tener los cafés recién preparados y las cafeterías entre los consumidores, principalmente en Estados Unidos.

1993: El consumo diario de café instantáneo era del 12 % en adultos estadounidenses.

1996: Nestlé presentó el Kenjara de tueste claro, del cual se decía que tenía un “sabor ligero, delicado pero vivo” 

1999: El consumo diario de café instantáneo era menos del 10% en adultos estadounidenses.

2004: El consumo diario de café instantáneo era del 6 % en adultos estadounidenses.

2010: Las marcas Sudden Coffee y Voila introducen el café instantáneo en el popular mundo del café de especialidad.

2020: En febrero Starbucks y Nestlé lanzan una línea de café instantáneo “premium”, luego de trabajar por casi 2 años. El café se puede encontrar en diferentes países como Malasia, México, Brasil, Reino Unido, China, Japón y Australia.

2021: El consumo diario de café instantáneo era del 11 % en adultos estadounidenses.

2022: Tostadores como ReAnimator, Black & White y Verve tienen iteraciones de sus ofertas de origen único en forma instantánea. Incluso, Intelligentsia ha abierto un café en Los Ángeles que solo sirve café instantáneo.

2022: El consumo diario de café instantáneo era del 9 % en adultos estadounidenses.

Conclusión

El café instantáneo fue sin duda alguna un invento fascinante que permitió reducir los tiempos en la preparación de la mejor bebida del mundo y que además estuvo presente en eventos tan trascendentales e históricos para la humanidad como lo fueron la primera y segunda guerra mundial.

Compartir