¿Por qué el café es la mejor ayuda para estudiar?

Sacar buenas notas puede requerir un gran esfuerzo. Tienes que ser capaz de concentrarte y mantenerte atento, lo que llega a ser difícil en algunas situaciones. Una buena manera de mejorar tu concentración es tomar café mientras estudias.

Si prefieres beber café por encima de cualquier otra cosa, una pregunta que te puede venir a la cabeza es: “¿Cuál es el mejor café para estudiar?”. La respuesta depende de tus gustos, preferencias y tolerancia a la cafeína.

En este blog hablaremos de los beneficios del café para el estudio, así como de algunos consejos para aprovechar al máximo esta asombrosa bebida.

¿Es bueno beber café mientras se estudia?

Beber un café puede ayudarte a mantenerte alerta y despierto, especialmente durante las largas sesiones de estudio. La cafeína puede mejorar tu concentración y enfoque, lo que puede ayudarte a obtener mejores resultados.

Por supuesto, un exceso de café también puede ser malo. Demasiada cafeína puede hacer que te sientas ansioso y nervioso, lo que obviamente no es ideal cuando estás intentando estudiar. Es importante encontrar un equilibrio: el café suficiente para mantenerte concentrado y alerta, pero no tanto como para que te sientas nervioso y estresado.

Recuerda:

  • Evitar los cafés con leche y los mokas azucarados, que probablemente te darán un bajón de azúcar.
  • El sueño es un elemento muy importante para tu éxito. Cuanto más descanses      tu mente, más fácil te resultará estudiar de forma productiva. Además, tu mente reforzada por el café será capaz de realizar más trabajo si no estás físicamente cansado.

La ciencia de la cafeína

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central. Puede ayudarle a sentirse más alerta y despierto. La cafeína también mejora la concentración mental y el rendimiento de las tareas. Por eso la consumen a menudo los estudiantes durante los exámenes, o los trabajadores durante los turnos largos.

La cafeína actúa uniéndose a los receptores de adenosina en el cerebro. La adenosina es un neurotransmisor que promueve la somnolencia y la fatiga. Cuando la cafeína se une a estos receptores, impide que la adenosina tenga su efecto habitual. Esto hace que te sientas más alerta y despierto.

La cafeína también aumenta la liberación de otros neurotransmisores como la dopamina y la norepinefrina. Estas sustancias químicas intervienen en el estado de ánimo, la energía y la concentración. Por eso el café y otras bebidas con cafeína pueden tener un impacto tan grande en cómo nos sentimos.

¿Cuánto dura el efecto de la cafeína?

La vida media de la cafeína varía en función de una serie de factores, pero suele ser de unas 5 horas. Esto significa que, si se consumen 200 mg de cafeína, al cabo de 5 horas quedarán 100 mg en el organismo. La cafeína es metabolizada por el hígado y sus metabolitos se eliminan por la orina.

No debes tomar café en exceso

Recuerda que todo en exceso puede tener efectos adversos y en el caso del café no es diferente. El consenso alrededor de esta cantidad está fijado en un máximo de 4 tazas diarias, pero ten en cuenta que la cafeína nos afecta a todos de diferente forma según el metabolismo de cada uno.

Estos son algunos de los efectos que quisieras evitar.

Formación de hábitos: La formación de una dependencia del café puede causar complicaciones. Muchos bebedores de café saben lo que es llegar tarde y pasar el día sin tomar una taza.

Riesgos para la salud: Los beneficios de los que hablamos son para consumidores moderados. Un consumo excesivo puede anular algunos de los beneficios y provocar complicaciones a la salud.

Puede ser caro: Puedes acumular gastos hormiga que no estaban dentro de tu presupuesto a lo largo de un semestre.

Cómo elegir el mejor café para estudiar

No es necesario que te tomes una gran cantidad de café sólo porque necesites concentrarte en el estudio durante un periodo prolongado. Es más beneficioso tomar café en pequeñas dosis durante un periodo más prolongado.

También debes saber cuánta cafeína es demasiada cafeína. Hasta 400 mg de cafeína al día son seguros para la mayoría de los adultos sanos. Si consumes más de la cantidad de cafeína diaria recomendada, es probable que sufras efectos secundarios.

¿Qué tipo de café es bueno para estudiar?

Cuando se trata de elegir un café para estudiar, no hay una respuesta única para todos. Todo depende de tus preferencias y necesidades personales. Sin embargo, tener en cuenta estos factores puede ayudarte a elegir el café ideal para ti.

  • En primer lugar, el contenido de cafeína de tu café es importante. Un mayor contenido de cafeína significa un mayor potencial de alerta y concentración. Si eres sensible a la cafeína, opta por un café con menos cafeína o una opción descafeinada.
  • En segundo lugar, el tipo de grano utilizado en el café puede marcar la diferencia. Por ejemplo, los granos de arábica son conocidos por su sabor suave, mientras que los de robusta tienen un sabor más amargo.
     
  • Por último, elmétodo de preparación también puede influir en el tipo de café que debes tomar para estudiar. Por ejemplo, el café espresso es más concentrado y tiene un mayor contenido de cafeína que el café de goteo.

Los mejores cafés para estudiar

Espresso

Puede ser el mejor café para estudiar para quienes tienen una alta tolerancia a la cafeína.

El espresso contiene 75 mg de cafeína por ración, lo que te mantendrá despierto para esas sesiones de estudio nocturnas. También es ideal si no quieres beber mucho líquido, ya que cada dosis es de sólo 0,75 onzas.

Café negro

El café negro contiene entre 130 y 460 mg de cafeína, dependiendo del tamaño de la taza, y esta cantidad de cafeína desempeña un papel importante para mantenerte concentrado y alerta mientras estudias.

Este es probablemente el tipo de café más consumido en todo el mundo. Casi no se necesita tiempo para preparar el café negro, lo que permite ahorrar tiempo y energía.

Americano

El americano es un café fuerte. Se puede considerar una versión diluida del espresso que proporciona un sabor diferente al del café filtrado habitual.

Un americano puede contener entre 75 y 300 mg de cafeína por taza, lo que garantiza que disfrutarás de los beneficios de la cafeína.

Además, si el espresso te parece demasiado fuerte o el café negro demasiado amargo, prueba el americano.

Café keto o bulletproof

El café keto, además de proporcionarte energía, tiene varios beneficios para la salud, como la mejora de la memoria, una mejor cognición y un mayor estado de alerta.

Sin embargo, su contenido en cafeína es bastante bajo en comparación con otros tipos de café, mientras que su contenido en calorías es superior a la media.

Café Nootrópico

El café nootrópico es esencialmente una versión mejorada de café y también una gran alternativa. Está compuesto por ingredientes como la creatina y la L-teanina que pueden mejorar tu memoria, enfocar tu mente y mejorar la función cognitiva.

Estas mejoras son exactamente lo que un estudiante necesita para estudiar más horas y aumentar la productividad. También puede ayudar a aliviar el estrés, lo cual es útil tanto si estás estudiando como si no.

Consejos para que tu café sea de calidad

Compra siempre café fresco en grano o molido

Los granos de café caducados perderán con toda seguridad el sabor y la textura. En el peor de los casos, también pueden perder su efecto estimulante.

Muele los granos de café justo antes de preparar el café

Siempre puedes comprar café molido y prepararlo directamente, pero moler los granos tú mismo tiene algunas ventajas.

El café recién molido conserva mejor el sabor, la humedad y los antioxidantes. Además, puedes controlar el tamaño de la molienda.

Utiliza la temperatura y proporción perfecta del agua

La temperatura del agua para preparar el café debe ser exacta, este punto se establece justo antes del punto de ebullición.

Mientras que la proporción de café varía según el método de preparación. Si en algún caso tomas más agua con menos café, o más café con menos agua, al final acabarás con una taza de café con mal sabor.

Conclusión

Tomar café puede mejorar tu atención y concentración. Sin embargo, recuerda que un consumo excesivo de cafeína puede provocar efectos secundarios adversos, así que asegúrate de no excederte.

Si te parece que beber café te pone nervioso o te mantiene despierto por la noche, intenta espaciar el consumo de cafeína a lo largo del día en lugar de depender de una sola taza de café por la mañana.

Finalmente, si te embarcas en una agotadora sesión de estudio, asegúrate de elegir el café adecuado para ti.

Compartir